Conoce sobre el colesterol

conoce-sobre-el-colesterol-20150830023336-37bcd3f5f0886a2e8e106386cf74d131Llevar malos hábitos como tener una dieta excesiva en grasas, no practicar ejercicio -es decir mantenerse estáticos-, dejar de lado los controles médicos de rutina… son algunos de los detonantes para hacer del colesterol un determinante de enfermedades que le pueden llevar a la muerte. ¡Toma en cuenta!

El colesterol es una sustancia que se encuentra de forma natural en el cuerpo y es esencial para que funcionen bien las paredes de todas las células.

La mayor parte de este se crea en el hígado y una pequeña cantidad procede de la alimentación.

Solo se convierte en un problema cuando el nivel en la sangre es excesivo; si tiene más colesterol del que su cuerpo necesita, se acumulan depósitos de grasa en las arterias y eso afecta a su salud cardiovascular.

¿Cuál es el ‘bueno’ y cuál el ‘malo’?

El colesterol-HDL o ‘colesterol bueno’ (lipoproteína de alta densidad) es el que va desde las arterias hacia el hígado para ser eliminado, por lo que se considera que un nivel elevado de HDL es sano para el corazón.

Por otro lado, el colesterol-LDL o ‘colesterol malo’ (lipoproteína de baja densidad) es el que se dirige desde el hígado a los tejidos corporales. Si hay mucho LDL en la sangre, puede acumularse en las paredes de los vasos sanguíneos, con lo que se estrechan y se incrementa el riesgo de enfermedades del corazón.
Entonces, para mantener un corazón sano, es importante llevar un bajo LDL y un elevado HDL.

¿Cómo se mide el colesterol y cuál es el nivel óptimo?

Se lo hace en miligramos por decilitro de sangre (mg/dl). El objetivo es tener un colesterol total por debajo de 200 mg/dl, un LDL inferior a 130 mg/dl y un HDL por encima de 40-50mg/dl para mantener un corazón sano.

¿Cuáles son los factores de riesgo?

Son diversas las causas que contribuyen a elevar el nivel de colesterol, pero la más habitual es la ingesta excesiva de grasas, concretamente de las saturadas, como las que se encuentran principalmente en la mantequilla, los lácteos enteros, los huevos, las carnes y embutidos, además de los productos de bollería, entre otros.

Contar con antecedentes familiares de colesterol elevado, hacerse mayor, no realizar ejercicio, tener sobrepeso, ser hipotiroideo, diabético o tener problemas renales también puede contribuir al ascenso del colesterol.

Prevención

Si te preocupa tu nivel de colesterol o algún aspecto de tu salud cardiaca, deberías consultar a tu médico de cabecera, quien de ser necesario te derivará a un cardiólogo. Pide que te hagan un análisis completo de sangre para valorar tus niveles de colesterol.

DATOS CLAVE

200
Mantén tu colesterol total por debajo de 200 mg/dl

130
Tu ‘colesterol malo’ no debe pasar los 130 mg/dl

40
Tu ‘colesterol bueno’ tiene que estar por encima de los 40 a 50 mg/dl

ALERTA

Si los niveles de ‘colesterol malo’ están sobre los 130 mg/dl en adelante puede darte un infarto y hasta provocar la muerte.

Fuente: Diario La Hora (www.lahora.com.ec)