14.000 cámaras en taxis y buses ya se usan contra la delincuencia

Disminuir los niveles de secuestro exprés, asaltos y otros hechos delictivos son los objetivos del proyecto Transporte Seguro en buses y taxis que impulsan la Agencia Nacional de Tránsito (ANT) y el Ministerio Coordinador de Seguridad.

14-000-camaras-en-taxis-y-buses--ya-se-usan-contra-la-delinc-20130912075624-954e20b4bc93f8c08c9b97e0e3b4d2bdHasta el momento, se han instalado 14 mil cámaras de seguridad en el transporte público en Guayas, Santa Elena, Manabí, Pichincha, Napo, Orellana, Azuay, Cañar, Tungurahua, Cotopaxi, Pastaza, Santo Domingo de los Tsáchilas y Esmeraldas.

Hasta diciembre se incorporarán 55 mil nuevos equipos. El proyecto beneficiará a alrededor de 10 millones de habitantes.

En los transportes se instalan dos cámaras de video con capacidad de grabar imágenes y audio, sistemas de posicionamiento global (GPS) y botones de auxilio.

Las metas

El ministro coordinador de Seguridad, Homero Arellano, reconoció y calificó de “evidente” que el secuestro exprés no está erradicado, y señaló la necesidad de una “corresponsabilidad” de la ciudadanía para que colabore con las autoridades y denuncie irregularidades.

La directora ejecutiva de la ANT, Paola Carvajal, agregó que la intención es reducir los índices de inseguridad ciudadana y vial. La inversión del Estado es de $100 millones.

A partir de la aplicación del sistema, en julio pasado, en Guayas y Santa Elena se registraron 65 incidentes (asaltos, secuestros, emergencias médicas). En Quito se detuvo a tres antisociales que secuestraron a un taxista. El perjudicado presionó el botón de pánico del vehículo y la señal de emergencia llegó al ECU-911.

El comandante del Distrito Metropolitano de Quito, Lino Proaño, dijo que hubo una disminución “considerable” en el número de casos de secuestro exprés. Hasta abril el promedio fue de 23 y 24 incidentes mensuales, pero, en los tres últimos meses (julio, agosto y septiembre) hubo menos de tres casos.

El sistema

Juan Torbay, director del proyecto de Transporte Seguro, explicó que una vez que se enciende el vehículo, con el equipo de seguridad incorporado, el GPS empieza a transmitir la información georeferencial del auto, con la grabación del audio y video de todo lo que ocurra dentro del vehículo. La información que llega a la plataforma de transporte, permite obtener un control de rutas, frecuencias… pero sólo se transmite en el caso de que se registre una llamada de emergencia al ECU-911.

Sólo el personal del servicio de emergencia puede acceder a la información, y de requerir los videos se lo tramita a través de la Fiscalía.

Costo mínimo

° El transportista no tiene que cancelar nada por la implementación del sistema, pero desde 2014 cancelar el costo de transmisión de datos que está en alrededor de $36 anuales o 10 centavos diarios.

Tome Nota
Entre 400 y 500 instalaciones del sistema se registran por día.

Fuente: Diario La Hora