A la tercera acabó con su vida

MACHALA.-

Una enfermedad le causó depresión a María Chamba, por lo que tomó la decisión de suicidarse.

Por dos ocasiones María Lucrecia Chamba de 72 años intentó quitarse la vida sin lograrlo, pero esta vez, la tercera, logró su cometido, pues ningún familiar o amigo llegó a impedirlo. La mujer murió mientras era trasladada al Hospital Teófilo Dávila.

Este lamentable hecho se suscitó a las 12:45 en el barrio Ursesa 1 Sector 2. Al parecer un pequeño descuido de sus familiares fue aprovechado por la suicida para salir de su domicilio y terminar con su vida.

Según testigos, la mujer salió de su vivienda y empezó a deambular por las diferentes calles del sector, mientras sostenía un pasador de color negro en su mano derecha. María Sotomayor, caminaba por el lugar cuando notó el comportamiento sospechoso de la anciana, por lo que la quedó mirando hasta que dio la vuelta en un callejón.

Se presume que la víctima ingresó a un callejón desolado, amarró el pasador en una viga de madera de una cerca y luego hizo un nudo que lo envolvió en su cuello, hasta que tuvo valor de saltar de una pequeña piedra que colocó para poder quedar suspendida en el aire y que la cuerda de a poco le vaya dejando sin aire.

La encontraron ahorcada

Cristel Enríquez, notó que su madre no se encontraba en la vivienda por lo que temiendo lo peor, inmediatamente salió a buscarla, cuando pensó que había recorrido todas las calles, notó que le faltaba ingresar a un callejón, al hacerlo se quedó perpleja al encontrara colgando de una cerca.

El susto fue tan grande que Enríquez inmediatamente corrió a bajar a su madre mientras clamaba por ayuda. Al tenerla entre sus brazos, lo único que hacía era llorar mientras le decía a la anciana, quien se encontraba inconsciente, que no se muriera.

Minutos después algunas personas llegaron a ayudar y subieron a María Chamba a un vehículo para trasladarla al HTD, pero al parecer en el camino falleció por lo que al ingresar a la sala de emergencia los médicos solo pudieron confirmar su muerte.

No era la primera vez

Según varios familiares, la víctima se encontraba recibiendo atención siquiátrica, pues por varias ocasiones había intentado quitarse la vida. La hija le explicó al fiscal Ángel Guerrero, quien realizó el levantamiento del cadáver, que hace una semana María Chamba se lanzó a una poza de agua con el objetivo de morir ahogada, pero un familiar logró rescatarla, además que presentaba problemas de depresión por las diferentes enfermedades que la atormentaban.

Fuente: Diario La Hora