Agricultores entregaron el maíz, pero el dinero no llega

Los productores maicerops están insatisfechos con el Gobierno por el incumplimiento en sus compromisos para ayudar en la venta de sus cosechas y en los planes de exportación del grano a Venezuela.

“Los días pasan y no hay nada concreto”, aseguró Henry Peña y César Herrera, de la Corporación de Maiceros Ecuador Productivo (CorpoMaíz) y de la Asociación de Maiceros del Ecuador (Fenamaíz) respectivamente.

El grano correspondiente a la cosecha invernal, más de 250 mil hectáreas, no halla compradores que paguen el precio oficial establecido en $16,50 el quintal.

Los maiceros aseguraron que la gestión de compra del Gobierno, a través de la Unidad de Almacenamiento (UNA), no ha dado los resultados esperados.

Si bien a fines de mayo, cuando comenzó la queja de los pequeños productores, la UNA adquirió más de 50 mil toneladas métricas por un monto de $18 millones, esos recursos todavía no han llegado a sus manos.

“Solo a nosotros se nos deben cerca de $3,5 millones por 18 mil toneladas”, dijo Henry Peña a nombre de los pequeños productores de la zona de Ventanas, en la provincia de Los Ríos.

Mientras que la industria recién inció su proceso de compra.

Los miembros de la cadena de maíz del país asumieron la responsabilidad de comprar un 30% más de la cosecha de maíz duro amarillo.

Pero, según los productores, no respetan el precio establecido por el Gobierno.

El saco de maíz se estaría vendiendo hasta $2 abajo del precio oficial.

César Herrera, asentado en la zona maicera de Quevedo, dijo que el problema actual ya lo esperaban.

“Todo comenzó cuando se aprobó la importación de más grano en diciembre del año pasado. Los industriales tienen maíz importado en bodegas y no les interesa el nacional”, enfatizó.

En diciembre, el Ministerio de Agricultura aprobó la importación de 380 mil toneladas de maíz procedentes de Argentina, a un precio de $14, cuando en junio del 2011 ya se habían comprado 240 mil toneladas. Eso motivó la intervención del presidente de la República que prohibió sacar el grano de Aduanas.

“Esa es la cuota asignada para todos los años, no más”, puntualizó Herrera.

El uso de semilla certificada en las plantaciones, hizo que la cosecha invernal de maíz este año superara las 700 mil toneladas métricas que usualmente se las obtiene durante todo el año.

“Ha sido un buen año”, reconoció Nancy Peña, quien también tiene inconvenientes con la no venta del producto y tampoco recibe el pago de parte de la Unidad de Almacenamiento (UNA).

Pero, ¿por qué no se paga al productor?.

Tanto Henry Peña como el gerente general de la UNA, Mao Lam Palacios, aseguraron que eso se debe al bloqueo de claves de acceso al Ministerio de Finanzas que se debió a un supuesto “manejo irresponsable” en mayo.

“Los funcionarios de la UNA también nos vimos afectados con ello y bueno el proceso de recuperación de claves ha demorado más de lo previsto”, reconoció Lam.

Sin embargo, desde la semana pasada ya tendrían los accesos por lo que, aseguró Lam, pronto se pondrían al día con el dinero que adeudan a los agricultores.

Asimismo, la UNA espera seguir comprando el grano y entre sus expectativas está la adquisición de 35 mil toneladas al precio oficial siempre y cuando cumplan con los parametros exigidos y que consisten en 13% de humedad y 1 % de impurezas.

Para tal propósito el Ministerio de Agricultura ha procedido al alquiler de nuevas bodegas para el almacenamiento del maíz en la provincia de Los Ríos.

Hasta ahora, según Mao Lam Palacios, sí han podido cumplir con el cronograma de compra para este sector ofrecido por el Gobierno.

“Nosotros compramos 85 mi toneladas y el resto lo hace la industria”, confirmó.

Asimismo, informó que la venta del maíz importado por el Gobierno a la industria se iniciaría en septiembre, cuando la industria haya comprado a los agricultores toda su cosecha.

Pero, mientras eso ocurre, la Asociación de Maiceros del Ecuador (Fenamaíz), dirigida por César Herrera ya comenzó su propio plan de comercialización.

Ellos han oficializado la venta de 25 mil toneladas.

“Esos convenios de ventas y compras no guardan relacición con el Gobierno”, dijo.

Los acuerdos se dan con la Asociación Ecuatoriana de Fabricantes de Alimentos Balanceados (Afaba), Pronaca. Aprovel y otras. (NMCH)

La exportación a Venezuela aún está en conversaciones

Una de las soluciones que el Gobierno planteó para los maiceros fue la exportación de maíz local a Venezuela.

Por ahora, todo eso solo estaría en conversaciones, es lo único que conoce Mao Lam Palacios, gerente general de la Unidad de Almacenamiento (UNA).

El objetivo propuesto por el Gobierno, cuando los maiceros comenzaron a sacar su producción a las calles, era comercializar a Venezuela 60 mil toneladas métricas.

“Esa exportación nunca se va a dar, no les resulta conveniente a los venezolanos, porque nuestro maíz es más caro por el elevado costo de producción”, comentó Henry Peña. Ello en referencia a que mientras en nuestro país la producción de una hectárea requiere una inversión de $1 600, en otros países apenas necesita de $500.

El productor César Herrera, en cambio, muestra sus dudas en cuanto al tipo de maíz.

“Ellos consumen el maíz blanco y no el amarillo. El consumo es para la elaboración de arepas tal como ocurre con los colombianos”, dijo. Y por ello también se muestra pesimista y considera que no habrá ningún tipo de exportación a la nación llanera.

Fuente: Diario Hoy