Algunas especias reducen las grasas

QUITO.-

El chef Eduardo Cabezas explicó que la utilización de condimentos en la preparación de los alimentos ayuda a mejorar el sabor  y a promover el consumo, sin embargo todos tienen un aporte nutricional cuando se lo ingiere en cantidades adecuadas.

En el arte culinario se emplean distintas clases, pero muchas veces los comensales no saben cuáles son sus propiedades. La mayoría no presta atención a este detalle.

Conocemos como aderezo a una serie de aditivos naturales capaces de modificar el sabor, color, consistencia, acidez de los platos que digerimos diariamente.

Algunos proceden de las hojas, flores o raíces de ciertas plantas y árboles, otros son elaborados.

Además tienen efectos en el organismo como aumentar el apetito, la secreción de saliva y jugos gástricos, facilitar el proceso de digestión, reducir la formación de gases o estimular la secreción de orina.

Jeanette Heredia, máster en Nutrición de la Universidad San Francisco de Quito, señaló que los aliños que se adicionan a las comidas “pueden tener tanto ventajas como desventajas. Todo depende de la cantidad en que se los use”.

La experta precisó que “todos tienen algún aroma o sabor determinado” y que en muchos casos pueden ser usados incluso como medicina natural. Además, destacó que comerlo en grandes cantidades sí puede ser perjudicial”.

Heredia recomendó no utilizar aquellos que contengan altas cantidades de sodio, pues ese elemento no se debe comer en grandes cantidades.

Los aderezos de consumo moderado son: sal, ají, ajo, este último muy importante.

Sin embargo, hay otros que ayudan a la salud como: la mostaza, pues absorbe las grasas; la canela favorece a regular el azúcar en la sangre y el colesterol; el clavo de olor estimula el proceso de digestión, reduce las náuseas, los vómitos, la flatulencia y es analgésico; y el tomillo reduce el consumo de sal.

Fuente: PP El Verdadero