Asesinó a vecina porque le exigió que baje el volumen

EL TRIUNFO (GUAYAS).-

Andrea Mariuxi Hervas Reyes, de 22 años, había trasnochado en su casa, ubicada en el barrio El Arbolito, del cantón El Triunfo (Guayas). El volumen alto de la música que provenía de la vivienda de un vecino, quien estaba libando, no la había dejado dormir.

Por ello, a las 06:00 de ayer lo primero que hizo Hervas al amanecer fue acudir a la casa del vecino para reclamarle y pedirle que bajara el volumen, sin imaginar que esa reacción le costaría la vida. El hombre, cuya identidad se desconoce, salió de su vivienda y le disparó en la cara con una cartuchera.

“Fue horrible; solo por decirle que baje el volumen le disparó ese sujeto”, comentó Ángela Macías, tía de la víctima.

Aseguró no conocer detalles de la discusión que su sobrina mantuvo con el sujeto antes de que este le disparara, pero indicó que la detonación y los gritos de familiares de la joven alarmaron a todo el sector.

Algunos moradores salieron de sus casas para observar lo que ocurría y cuando vieron a Hervas tendida en el suelo y ensangrentada consiguieron un vehículo para llevarla hasta el hospital de El Triunfo.

En esa casa de salud, según sus allegados, le brindaron una atención básica y luego de varios minutos dispusieron su traslado hasta el hospital Guayaquil, en esta ciudad.

Macías indicó que en el primer hospital no tenían todos los equipos para atender a su sobrina y que murió cuando estaba camino hacia la otra casa asistencial.

Un familiar, quien pidió la reserva de su nombre, señaló que el autor del disparo es un hombre peligroso y temen que por haber presentado una denuncia en su contra en la Fiscalía tome alguna represalia.

Luego de la mortal agresión, la Policía realizó un operativo en la zona y allanó la vivienda del sospechoso, pero no lo encontró. “Está desaparecido, los policías entraron a su casa y ya no estaba; solo detuvieron a la mujer que estaba escondida”, sostuvo Ángela Macías.

La tía de la víctima espera que las autoridades capturen y juzguen al presunto asesino. “Mi sobrina no se metía con nadie, ni siquiera le gustaba salir de la casa”, manifestó.

Andrea Hervas era madre soltera y dejó una niña en la orfandad, a quien mantenía con la preparación y venta de bollos. La pequeña va a cumplir tres años el próximo sábado y la víctima tenía pensado hacerle una fiesta.

El cuerpo de la joven va a ser sepultado en el cantón La Troncal, provincia de Cañar.

Tiro en la cabeza

Gisella María Rivadeneira Hanna, de 29 años, murió

en el OmniHospital después de recibir un disparo en la cabeza.

Emergencia

Se desconoce en qué circunstancia ocurrió el hecho, solo que ingresó de urgencia a esa casa de salud.

Morgue

Ayer, familiares en la morgue evitaron tener contacto con los medios de comunicación.

Fuente: Diario El Universo