Cerrados 3 medios de comunicación y un cuarto en riesgo

Radio El Dorado, que transmitía en la frecuencia 88.1 FM en la ciudad de Nueva Loja (Sucumbíos), fue clausurada el miércoles pasado. Este medio se suma al cierre de los canales Telesangay, de Macas (Morona Santiago), el mismo día; Lidervisión, de Napo, y a la posible salida del aire de radio Sucre, de Portoviejo, por la negativa de renovación de la concesión de frecuencia.

Según Otto Flores, administrador de El Dorado, a las 14:30 llegó Paulina Espinosa, intendenta de Policía de Sucumbíos, acompañada de policías, la fiscal Silvia Albán y cuatro funcionarios de la Superintendencia de Telecomunicaciones (Supertel), quienes incautaron un transmisor de enlace y excitador de frecuencia y el procesador de audio, con lo que la radio quedó fuera del aire.

“El problema es por tener seis meses impagos (a la Supertel) por servicio de la concesión de frecuencia del 2010, lo que derivó en un juicio en el Tribunal Contencioso Administrativo. Pero confiscaron los equipos sin avisar”, dijo Flores. El Dorado tenía ocho años al aire en Sucumbíos y Orellana. Directivos gestionan la apelación de la resolución de la Supertel.

Mientras, el Consejo Provincial de Morona Santiago resolvió ayer declarar personas no gratas a la fiscal y a la intendenta que participaron en el operativo que dejó fuera del aire a Telesangay. Realizan consultas para saber qué medidas van a tomar, pero no descartan impulsar una demanda legal por la sustracción de equipos.

En tanto, Jorge Gutiérrez Soto, gerente de radio Sucre de Portoviejo, indicó que “es posible” que en las próximas horas delegados de la Supertel lleguen y cierren la señal de esta emisora, propiedad de Vicente Arroba Ditto y un hermano.

Negó que esta empresa tenga deudas, aunque admitió que pudo haber problemas administrativos surgidos de la central de Guayaquil que derivaron en que el Consejo Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) niegue la renovación del contrato de concesión a Sucre.

Gutiérrez apeló al organismo y al presidente Rafael Correa para que se revea la medida.

En tanto, a las 18:30 de ayer fue allanado Lidervisión, canal 9 en Napo, de propiedad de Édison Chávez Vargas. Por disposición de la Supertel y a través de la intendenta de Policía, Liliana Villa, se incautaron los equipos de la estación.

La fuerza pública, con autoridades judiciales, procedió a romper los candados de seguridad para incautar los equipos. Chávez señaló que es ilegal la disposición de la Superintendencia de Telecomunicaciones, porque no le comunicaron nada. “No he recibido ninguna notificación y esto es un atropello al canal”, dijo.

Fuente: Diario El Universo