Cuestionamientos para alarmas comunitarias

QUEVEDO.-

“Las alarmas comunitarias no nos sirven para nada”, así empezó la entrevista Irma de Hidalgo, propietaria del Minimarket Unicornio, ubicado en la ciudadela San José, quien dijo que la delincuencia hace de las suyas a la hora que les da “la gana” y la policía brilla por la ausencia.
 
Esto fue denunciado, ya que en el sector han ocurrido varios asaltos, e incluso en la tienda donde funciona una cabina telefónica, más de los días son víctimas de los delincuentes, quienes llegan en motos asaltan y se van.

Hace días, recuerda una señora, salía del lugar y dos tipos en moto se estacionaron uno de ellos se bajó y fue cuando atacó con un arma de fuego a la clienta y se le llevaron la cartera.

“En ese momento soné la alarma y ningún vecino salió a ayudar, fue después cuando preguntaron qué había pasado, eso se debe a la poca unión que existe”, recalcó Irma.

Versión de dirigente

Ante esta denuncia Orlando Silva Arteaga, quien es presidente del sector, dijo que es verdad que se han dado casos como los denunciados, pero ha sido hace unos dos meses aproximadamente.

Esto debido a que los delincuentes les han cogido “el golpe” que si roban y suenan las alarmas no pasa nada, por eso se han dado casos de sustracciones y hasta muertes en el sector como el ocurrido hace unos 20 días cuando una pareja fue asesinada tras el estadio y nadie vio ni escuchó nada.

“El problema es el quemeimportísmo de los propios ciudadanos, por más charlas que se han dado y por más reuniones hechas a ellos no les importa”, agregó Silva.

Poca presencia policial

La falta de reacción policial es otro de los problemas que denuncian, ya que aseguran que cuando llaman al 101 para pedir ayuda por algún sospechoso, la central les responde que ya van pero nunca llegan.

Queremos que la Policía nos ayude con su presencia frecuente a lo largo de la calle Vicente Rocafuerte, que es donde estos problemas se han agudizado, solicitó.

Al principio, comenta que llegaron a un acuerdo con las autoridades para colocar las alarmas, ellos dieron el 50% del costo y el gobierno municipal colocó el restante, pero consideran haber hecho una inversión mal, ya que todo ha quedado como antes, argumentó Orlando Silva.

Voces

El problema se debe a que cada morador vive su vida a su manera”.
Orlando Silva
Morador

Yo nunca he tenido la necesidad de llamar a la policía, pero mis vecinos sí
Francisca Félix
Moradora

Fuente: Diario La Hora