Depredadores del río sin permisos

BABAHOYO.-

Un operativo que realizaron los técnicos de la Dirección Provincial del Medio Ambiente en la parroquia Febres Cordero perteneciente al cantón Babahoyo, dio como resultado el retiro de 5 retroexcavadoras y 8 volquetes que extraían material pétreo en los ríos San Pedro y Las Juntas de dicha parroquia.

Los técnicos del Ambiente lograron establecer que cierta parte de las maquinarias pertenecían a la compañía privada Paugen; contratada por la prefectura para realizar trabajos en una vía de aquella parroquia, otras eran de propiedad del Municipio de Babahoyo y las últimas, provenientes de una empresa privada a cargo de rellenar una urbanización.

Sin embargo, no muy alejado del problema se encontraba Genaro Pazmiño, un maestro que brinda sus conocimientos en la escuela César Mosquera Corral, ubicada en el recinto Las Mercedes. Este profesor contó que durante el verano las personas y estudiantes de la zona deben pasar por el río a falta de un puente que vienen gestionando hace varios años. Ahora su preocupación es que con las múltiples excavaciones ya no tengan como transitar y deban darse la vuelta para llegar a sus destinos.

Maquinarias de entidades públicas

No obstante, los técnicos de la Dirección del Ambiente llegaron hasta el recinto El Placer donde se constató la extracción ilegal de material pétreo en el río San Antonio.

Minutos después llegaron a los recintos de San Miguelito y Las Juntas donde se extraía material del río Las Juntas, por parte del Municipio del Babahoyo y la Prefectura de Los Ríos; sin los permisos de libre aprovechamiento que otorga el Ministerio de Recursos Naturales No Renovables ni la licencia Ambiental que exige el Ministerio de Ambiente.

Según detalló el director provincial del Medio Ambiente, Marcel Jiménez, la extracción ilegal se la realiza de forma antitécnica, es decir se usan retroexcavadora pero lo recomendable es hacerlo con un pailover. Dejando pozos profundos de hasta 3 y 4 metros de profundidad.

“Existen desvíos y alteraciones del cauce natural del río provocando que se formen islotes y afectaciones a las propiedades de pequeños finqueros ubicados en la zona”, aseguró.

Asumen responsabilidades

Debido a estas intervenciones, el Jefe de Fiscalización de la prefectura de Los Ríos, Pedro Lino informó que ellos entraron con las maquinarias presentando una certificación que están en trámite de la licencia ambiental, pero dicho documento no les sirvió de mucho.

Mientras que la alcaldesa, Kharla Chávez aseguró que efectivamente no contaban con los permisos necesarios y que se comprometía a presentar como compensación y remediación de los sectores afectados por la extracción en un plazo de 45 días e iniciará el trámite de la licencia. Caso contrario se procederá con la clausura de las minas e iniciar procesos administrativos para establecer responsabilidades.

Fuente: Diario La Hora