Deudos de muerto en asalto critican actuación de fiscal

QUITO.-

La familia de Tito René Morocho, víctima mortal del asalto al centro comercial Quicentro Shopping del sur de Quito, se mostró preocupada luego de conocer que los siete detenidos como sospechosos del hecho fueron puestos en libertad por falta de pruebas.

Ayer los restos de Morocho fueron velados en el camposanto Monte Olivo.

Su hijo Barry Morocho cuestionó la velocidad con que la Fiscalía llegó a la conclusión de que no había las pruebas suficientes para vincular a los aprehendidos.

“Me parece apresurado que en menos de 24 horas hayan hecho todas las investigaciones del caso y que con eso hayan logrado deslindar totalmente una posible responsabilidad de los detenidos”, señaló.

Ayer el fiscal distrital de Pichincha, Miguel Jurado, defendió la actuación del fiscal que llevaba el caso, Pablo Durán.

Jurado explicó que una de las diligencias que se realizó fue que un grupo de 20 testigos que presenció el hecho en el centro comercial reconozca a los detenidos. Pero ninguno logró identificar a alguno de los aprehendidos como actores del asalto.

La audiencia de flagrancia se efectuó el martes pasado, desde las 18:24. En ella, Durán leyó el parte de detención y presentó como evidencia chompas, gorras, teléfonos celulares, guantes y tres automotores.

Sin embargo, el fiscal dijo que no había los elementos de convicción suficientes que conectaran a los seis ecuatorianos y un colombiano detenidos con el asalto, por lo que pidió al juez Lenin Díaz Moreno que no califique la flagrancia, solicitud que fue acogida con lo que se dictó la liberación inmediata de los detenidos.

El hijo de la víctima rechazó la resolución. “Es increíble lo que está pasando, vivimos en un país en indefensión absoluta. No es un tema de comprar más patrulleros y motos, sino tener un sistema de inteligencia adecuado que permita desarticular las bandas antes de que actúen“, dijo Morocho.

Fuente: Diario El Universo