Diego Boneta: Cumple su sueño americano

LOS ANGELES, EFE

Diego Boneta debuta por la puerta grande en Hollywood con la película ‘Rock of ages’, un musical en el que comparte protagonismo con Tom Cruise y que supone un antes y un después en su carrera artística.

A sus 21 años, Boneta ha dejado atrás su vida como estrella adolescente en México, donde trabajó en series como ‘Alegrijes y rebujos’, ‘Misión S.O.S’ o ‘Rebelde’ y se labra un futuro prometedor en la meca del cine donde aterrizó en 2009.

“La gente no creía en mi sueño, que era poder salir en una serie o en una película en Hollywood”, había confesado el actor en una entrevista en Los Ángeles hace ya dos años, con motivo de su aparición en cinco episodios de la serie ‘90210’.

Hoy, Boneta, en un nueva conversación, echa la vista atrás y sonríe cuando recuerda las horas que invirtió en su preparación para alcanzar su objetivo.

Vive su anhelo

“Esto es un sueño hecho realidad para mí. De hace dos años para acá muchísimas cosas han pasado y ‘Rock of ages’ es la más importante de ellas. Realmente fue determinante para mí. Poder estar en una película con todos mis ídolos es algo increíble”, explicó Boneta.

El mexicano se codeó con Alec Baldwin, Catherine Zeta-Jones, Russell Brand, Bryan Cranston, Paul Giamatti y Julianne Hough, además de Tom Cruise, y halló en el largometraje la horma de su zapato, ya que pudo combinar sus dos pasiones, el cine y la música.

Boneta publicó su primer disco en 2006, ‘Diego Más’, que fue seguido al año siguiente por ‘Indigo’, ambos en el terreno del pop, un estilo en el que se siente cómodo y que tuvo que abandonar para su papel en ‘Rock of ages’.

En la película

El actor encarna a un joven llamado Drew, aspirante a estrella de rock que trabaja como empleado de un emblemático tugurio de Los Ángeles, cuna de artistas de rock llamado The Bourbon Room, situado en un ficticio Sunset Boulevard, e inspirado en icónicos locales como The Roxy o Whisky A Go-Go.

Drew tendrá finalmente su oportunidad y deberá  lidiar con el mundo discográfico, al tiempo que descubre el coste emocional de la fama.

Descubrirá el amor y el desengaño y tendrá la oportunidad de conocer a la leyenda del rock Stacee Jaxx (Tom Cruise).

Junto a uno de sus ídolos

Unas vivencias que guardan cierto paralelismo con la vida de Boneta, quien conoce el éxito desde joven y tuvo la oportunidad de convivir con Cruise.

“Tom y yo tomamos clases de guitarra juntos. Es la persona más trabajadora que he conocido en mi vida. Es muy humilde y estar con él me inspiró mucho. En nuestras sesiones de guitarra yo le hablaba de la música y le pedía consejos de actuación. Fue algo surrealista que no voy a olvidar”, comentó.

Boneta y Cruise incluso mantuvieron pequeñas competiciones para ver quién aprendía más rápido las lecciones que les daba Eric Jackson.

Cruise, según recordó Boneta, le dio dos consejos fundamentales para su carrera: “preparar bien el personaje” y “pasarlo bien rodando”.