Dos personas asesinadas a pedradas y golpes en cabeza

MANTA-QUEVEDO

Las fotografías que publicaron medios locales permitió identificar a una persona asesinada cerca del prostíbulo El Imperio, en la vía a Rocafuerte.

El cadáver fue hallado el domingo, a las 12:00, por dos jóvenes que pasaron por un estrecho camino hacia el barrio Villamarina, en Manta.

El cadáver, al momento de su hallazgo, tenía destrozada la cabeza, como si le hubiesen dado con piedras o algún objeto pesado, dijo la Policía.

Las dos personas comunicaron del hecho a la Policía, que comprobó que la víctima no tenía documentos y la trasladaron hasta la morgue Santa Marianita.

Como Máximo Isidro Villamar Quijije, de 30 años, fue identificado el fallecido. Carlos Villamar, uno de los hermanos, dijo que el crimen es responsabilidad de delincuentes.

“Creo que mi hermano puso resistencia al asalto y los delincuentes lo mataron; además, se le llevaron su billetera, lo que confirma mi teoría”, indicó.

La Policía sospecha que la víctima fue asesinada la noche del sábado, debido al estado de descomposición del cadáver.

Carlos indicó que su hermano tenía que llegar a su casa a las 20:00, después de salir de la empresa procesadora de pescado donde laboraba.

Máximo Villamar era oriundo del cantón El Empalme, Guayas. La esposa dijo que ella queda con sus dos hijos menores de edad.

Apareció en bananera

En forma trágica terminó la mañana de ayer la búsqueda del quevedeño Enrique Eduardo Macías Bernal, de 27 años, cuyo cuerpo fue hallado con golpes en la cabeza en una hacienda bananera del recinto Ochoa, de la parroquia La Esperanza, jurisdicción de Quevedo.

El cadáver de Macías fue descubierto por un jornalero que intentaba limpiar parte de las plantaciones de banano. El agricultor, quien no se identificó, dijo que vio un bulto en el suelo y cuando se acercó a observar lo que era se dio cuenta del cuerpo de Macías con el rostro desfigurado por los golpes.

Allegados de la víctima recordaron que la última vez que la vieron con vida fue a las 13:00 del pasado sábado, cuando se dirigía a su domicilio.

Agregaron que trabajaba en un rectificadora de motores en la parroquia San Cristóbal, localidad donde habitaba.

Jorge Urgilés, fiscal que realizó el levantamiento del cadáver, explicó que presumiblemente el quevedeño fue asesinado en otra localidad y luego sus atacantes lo abandonaron en la bananera.

Asesinato

La Policía detuvo el domingo a dos personas y aisló a un menor, todos implicados en el asesinato de un pasajero de un bus de la coop. Rutas Vinceñas, de placa RAE-508.

Vivienda

La aprehensión se realizó en una vivienda del sector Boca de las Piñas, de Daule. Los adultos fueron identificados como Carlos Francisco Plúas Aroca y Pedro José Cerezo Velasco, ambos de 19 años; ellos estaban junto a un menor de 17 años.

Fuente: Diario El Universo