El Bono de Desarrollo Humano se elevará pese a las críticas

El proyecto de ley de Redistribución de Gasto Social que permitirá financiar el incremento del Bono de Desarrollo Humano de 35 a 50 dólares con fondos de la banca se aprobó ayer con 79 votos, pese a las críticas que emitieron los legisladores de oposición.

Algunos asambleístas señalaron que el alza del subsidio que llega a 1’900.000 personas debió darse a través de un Decreto Ejecutivo y cuestionaron el hecho de que el proyecto se haya presentado dentro de un proceso electoral.

El debate inició con la intervención del presidente de la Comisión de Régimen Económico, Francisco Velasco (PAIS), quien antes de hablar del segundo informe, cuestionó la carta enviada por algunas entidades bancarias a sus clientes.

Las cifras durante el debate no faltaron. Velasco habló de 397 millones que tendría la banca como utilidad neta durante 2011. En un cuadro que presentó durante su intervención, el oficialista dijo, que la solvencia de los bancos sería de 10.13% “por encima de los requerimientos internacionales que es del 9%”.

En el tema del sigilo bancario, el presidente de la Comisión de Régimen Económico, dijo que el “SRI adoptará las medidas necesarias de organización interna para garantizar su reserva y garantizar su uso”.

Pronunciamientos

Luis Almeida (PSP), habló de la necesidad de apoyar a los más pobres y anunció que PSP se pronunciará a favor.

“Llama la atención que a pretexto de subir el bono se busque meterle la mano a la empresa privada”, dijo Vicente Taiano (Ind), quien señaló que esta propuesta contrasta con los gastos en pasajes y viáticos.

“El Estado gasta 120 millones de dólares al año en pasajes y viáticos; para espectáculos públicos 53 millones de dólares; en publicaciones, publicidad, propaganda, fotocopias y folletos para promocionar al Gobierno nos gastamos los ecuatorianos 350 millones…”, manifestó el asambleísta.

César Montúfar pidió el archivo del proyecto y sostuvo que el bono no necesariamente debería elevarse.

La normativa, además, elimina el beneficio de la reducción de 10 puntos porcentuales en el impuesto a la renta para los bancos y cambia la fórmula de cálculo del anticipo de impuesto a la renta de los bancos y de las sociedades financieras, considerando el 3% de sus ingresos gravados del ejercicio anterior.

Análisis de la normativa

° La Ley de Redistribución del Gasto Social, con la que se elevará el monto del Bono de Desarrollo Humano de 35 a 50 dólares el próximo año y para lo cual el Régimen pretende emplear 140 millones de las utilidades generadas por la banca privada, es la de mayor riesgo para el país.

“Si los bancos van a tener una utilidad menor para la reinversión en utilidades, el patrimonio no va a crecer y la capacidad de financiamiento de la economía se va a reducir”, observó.

Agregó que “no se puede asignar, a dedo, a un sector un impuesto mayor porque consideran que ese sector está ganando demasiado. Por último, lo que tienen que hacer es aumentar el impuesto a la renta a todos y así financiar un subsidio o lo que quieran hacer”.

En relación al levantamiento del sigilo bancario cuando el Servicio de Rentas Internas requiere información, dijo que es igual de peligroso, “porque impide el derecho que todos tenemos a la confidencialidad”.

Fuente: Diario La Hora