El pasillo retumbó en el coliseo Rumiñahui

QUITO.-

El pasillo ecuatoriano hizo revivir un sinnúmero de sentimientos en las personas que acudieron la noche del pasado miércoles al concierto realizado por Belcorp en Quito.

Alrededor de quince mil asistentes llenaron el coliseo Rumiñahui. Israel Brito fue el encargado de abrir el show, con la interpretación de algunos de los éxitos que lo han convertido en uno de los artistas más queridos de nuestro país.  

Minutos más tarde llegó el quiteño Juan Fernando Velasco, quien desató la euforia total de los asistentes, quienes no dejaron de gritar su nombre.

Temas de su nuevo álbum A contra tiempo como: Toma mi corazón y Te pido por favor, formaron parte del extenso repertorio del cantautor, quien puso total sentimiento en su interpretación.

El primer invitado de “Juanfer” fue Guillermo Rodríguez, más conocido como el “Requinto de oro de América”, quien  acompañó con su instrumento de cuerdas a Velasco, en una de sus melodías.

Luego de pocos minutos, Consuelito Vargas se unió a los artistas y brilló con luz propia gracias a su espectacular interpretación. Varios espectadores se pararon y aplaudieron a la cantante, quien demostró que su talento perdura a través del tiempo.

Ángel de luz fue uno de los pasillos más coreados por el público, que quedó fascinado al escuchar este tema cantado a dúo por Brito y Velasco.

Sin embargo, no podía faltar ‘El aguacate’, que Juan Fernando interpretó a medias para darle paso al artista colombiano Fonseca, quien continuó con la siguiente estrofa. Al finalizar este tema, el “cafetero” comentó que fue un privilegio interpretar un pedacito de esta canción, lo que generó una “lluvia” de aplausos de parte de los asistentes.

La noche finalizó con la intervención de Noel Schajris, exintegrante del dúo Sin Bandera.

Fuente: Diario Extra