El riesgo que corren sus pulmones

Si usted fuma o ha fumado cigarrillos podría estar en peligro de contraer una grave enfermedad respiratoria.
 
Alejandro Casas, neumólogo colombiano, visitó Ecuador y habló sobre la Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), una patología que altera el normal funcionamiento de la respiración y que cada día afecta a más personas alrededor del mundo.

El cuadro de la EPOC

También conocida como la ‘tos del fumador’, inicia con síntomas como la disnea o falta de aliento, una excesiva producción de esputo (flema) y una tos crónica.

Se trata de un desorden respiratorio que comprende dos patologías: el enfisema pulmonar y la bronquitis crónica, y se caracteriza por la limitación del flujo del aire, la misma que se asocia a síntomas como la tos, inicialmente seca, acompañada de secreción permanente, y que persiste con el tiempo, explica Casas.

“Estos factores pueden incidir en la capacidad del paciente para llevar a cabo sus actividades diarias con normalidad, lo cual sin duda disminuye su calidad de vida”.

¿Quiénes están en riesgo?

La enfermedad se presenta a partir de los 40 o 45 años y el consumo de cigarrillo constituye el factor más importante al momento de que surja esta complicación (en más del 90% de los casos), afirma el experto.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), antes, la EPOC era más frecuente en el sexo masculino; sin embargo, debido al aumento del consumo de tabaco entre las mujeres -especialmente en los países desarrollados-, así como también a la mayor exposición a la contaminación del aire de interiores (por ejemplo, la derivada de la utilización de combustibles sólidos en la cocina y la calefacción) entre las féminas de los países de bajos ingresos, en la actualidad esta patología afecta casi por igual a ambos sexos.

Otras complicaciones

Tenga en cuenta que aquellas personas que padecen EPOC presentan también otras enfermedades como problemas cardiovasculares, diabetes, hipertensión arterial y más, manifiesta Casas.

Aproximadamente, un 90% de las muertes por este padecimiento se producen en los países de bajos y medianos ingresos, donde no siempre se ponen en práctica o no son accesibles las estrategias eficaces de prevención y control, afirma la OMS.

Diagnóstico y tratamiento

El especialista menciona que la presencia de EPOC se determina con una prueba llamada espirometría, la cual se encarga de medir la cantidad y la velocidad del aire inspirado (que ingresa al cuerpo) y espirado (que sale). Este examen se lo hace en personas de 40 años o más.

Recuerde que esta enfermedad no se cura; sin embargo, “existen varios tratamientos que pueden ayudar a controlar sus síntomas, así como también brindan a los pacientes la oportunidad de tener una mejora calidad de vida”. Tal es el caso de los medicamentos broncodilatadores, los cuales pueden mejorar la disnea, ya que ayudan a abrir los bronquios y a aumentar el paso de aire, mejorando la respiración.

EL DATO
La OMS pronostica que la EPOC se habrá convertido en la cuarta causa de muerte en todo el mundo en 2030.

Se prevé que por la exposición al humo del tabaco, las muertes por EPOC aumenten en más de un 30% en los próximos 10 años, según la OMS.

Conozca
Factores de riesgo

Tabaquismo.

Contaminación del aire en locales cerrados; por ejemplo, a causa del combustible de biomasa usado para cocinar y empleado también como medio de calefacción.

Polución del aire exterior, es decir, del medio ambiente.

Polvos y productos químicos (vapores, sustancias irritantes y gases) en el medio laboral.

 
Fuente: Diario La Hora