El síndrome posvacacional dura entre 10 y 14 días

Un 35% de la población española suele estar afectada por el síndrome posvacacional. Los síntomas más frecuentes son cansancio, fatiga, somnolencia, cefaleas, falta de concentración y apetito, dolores musculares o molestias gástricas que, en cualquier caso, no deben durar más de 10 a 14 días, publica la web europapress.es.

El neurólogo del hospital USP San Camilo de Madrid, Antonio Yusta, reconoce que si los síntomas persisten más tiempo es mejor acudir al médico. Agrega que son más frecuentes en personas de entre los 45 y 55 años y en las que se produjo un brusco cambio de sus ritmos biológicos rutinarios.

Para que estos indicios se resuelvan fácilmente hay que reconocerlos como producidos por un cambio en la rutina de estar de vacaciones a iniciar el trabajo, e intentar prevenirlos. Para esto último, lo primero es tener una actitud positiva y pensar que es un cuadro pasajero y que no indica una enfermedad grave.

Yusta propone volver a la rutina diaria de manera progresiva, regulando el reloj biológico, empezando a tener los horarios de sueño de las jornadas de trabajo en los últimos días de las vacaciones y evitando las siestas los días previos al inicio de las labores. Asimismo, se sugiere la incorporación progresiva a la intensidad del trabajo, organizar actividades lúdicas los primeros días y evitar discusiones con los compañeros.

Fuente: Diario El Universo