En Cuenca se registran siete muertes cada mes

Los delitos contra la vida se han incrementado en la ciudad en relación a estadísticas del Consejo de Seguridad  del año anterior,  que indican que había tres muertes por mes

La madrugada de ayer fue encontrado el cadáver de un hombre en el  interior de un saquillo. Un morador del barrio Ejecutivo, perteneciente a la parroquia rural de Ricaurte,  habría sido quien alertó  a la Policía de que existía un bulto en la vía de acceso a esa zona.

Cuando los agentes de Criminalística  llegaron al sector, abrieron el saquillo y encontraron el cuerpo de un hombre de aproximadamente 35 años. El hecho ocurrió cerca de la 01:00. Debido a que en ese momento llovía, los policías trasladaron el saquillo hasta  la Morgue del hospital Vicente Corral Moscoso.

En ese lugar lo abrieron  y encontraron el cuerpo envuelto en cobijas. La víctima tenía dos impactos de bala visibles en su cabeza. Las manos y los pies  estaban amarrados atrás en la parte de la espalda.

 La mañana  de ayer varias personas llegaron a la Morgue del hospital, cuando conocieron la noticia, muchas intentaban  verificar si se tratada de algún familiar desaparecido. Hasta ayer el cuerpo no fue identificado.

 Lenin Bolaños, jefe de la Policía Judicial,  dijo que se presume que le mataron en otro lugar y que fueron a ese sector para abandonar el cuerpo. El oficial dijo que el asesinato habría ocurrido 72 horas antes de haber sido encontrado el cadáver, Bolaños  también comentó que los disparos fueron realizados a quemar ropa, a una  distancia corta.

Según agentes policiales estaban la mañana de ayer  pendientes de que se realizara la necropsia, indicaron que tienen detalles de que el cadáver fue lanzado desde un camión.

La víctima no llevaba ningún documento que permitiera su identificación. Bolaños dijo que se analizarán las huellas dactilares para intentar identificar el nombre del fallecido en caso de que ningún familiar se acerque a reconocer el cadáver. La Policía Judicial maneja un registro de huellas dactilares de personas que han tenido problemas legales.

Con este nuevo caso, suman 24 las muertes violentas ocurridas en Cuenca en lo que va del año.

 El número de muertes violentas por mes se ha incrementado en Cuenca este año en comparación con el año anterior. Según un boletín estadístico del Consejo de Seguridad Ciudadana, en los primeros meses del año 2011 se registró un promedio de tres muertes por mes, a diferencia de los primeros meses de 2012, de los que existe un registro de siete delitos contra la vida al mes.

 En el área urbana, la parroquia que registra la mayor cantidad de casos es San Sebastían representa en 30 % del  total de delitos . En el área rural las parroquias Molleturo y Ricaurte registran el 55% de la totalidad de las infraccicones cometidas.

En sector en el que más víctimas se ha registrado ha es en el barrio Cayambe. Seis personas han sido asesinadas en la zona de tolerancia.  El 16 de febrero, Jorge Torres murió baleado en ese sitio. Luego de 12 días,  Iván Espinoza murió al cuando recibió  cinco impactos de bala. En marzo, Juan Mejía y  Víctor Arias murieron cuando fueron apuñalados. El 12 de mayo Carlos Cabezas también falleció con una puñalada.

Otro crimen que conmocionó a la ciudad fue la muerte de una niña de 12 años quen fue asesinada con un disparo en la cabeza en la calle Honorato Vázquez. También se produjo el asesinado de una joven de 14 años, cuyo cuerpo  fue encontrado quemado en Sinincay.

Hace un mes, Juan Antonio Serrano, murió al recibir una puñalada en el cuello.

Fuente: Diario Hoy