En Manta nadie quiere hablar de Los Choneros

MANTA.-

Aunque están detenidos, esposados y con extrema vigilancia policial, los nueve sujetos a quienes la Policía los identifica como integrantes de la temida banda Los Choneros, causan expectativa, nerviosismo, temor y todo tipo de comentarios en Manta (Manabí) donde desde el lunes se realiza una audiencia de juzgamiento en el sexto tribunal de garantías penales.

Este, considerado el juicio del año en Manabí, no solo generó la curiosidad de familiares, conocidos y allegados a Los Choneros sino que gente común se acerca hasta las inmediaciones del juzgado para intentar saber de primera mano lo que sucede.

Juan Delgado, quien vende confitería en el parque contiguo al juzgado, dijo no tener ningún parentesco con ellos, ni siquiera los conoce pero aseguró que la curiosidad lo motiva.

A su lado estaba uno de sus amigos que no quiso ser identificado ante ningún periodista.

Una mujer que se sumó a la charla, se alejó al escuchar el nombre de Los Choneros. “Antes que hablar, en silencio me defiendo mejor”, dijo la mujer de unos 50 años de edad.

Al igual que el lunes, ayer las personas se agruparon en los bajos del edificio de la Corte. Eso sí, nadie habla. Temen quedar expuestos. Si un periodista pregunta casi nadie contesta y algunos clavan la mirada en un gesto de desafío.

El grupo está acusado de asesinar a Jairón Carreño, el 14 de mayo del 2011 mientras descansaba en su casa del barrio Santa Ana. Desde esa fecha y como existía una denuncia de sus familiares, la Policía Judicial y la Fiscalía iniciaron las investigaciones y detenciones de los implicados, tres sindicados como autores y seis como cómplices.

La fama de Los Choneros es tan grande que ha traspasado las fronteras manabitas, incluso el presidente Rafael Correa hace dos años les declaró la guerra total y les pidió dejar las armas.

Según el presidente del Sexto Tribunal de Garantías Penales, Carlos Flores, el juicio durará hasta hoy, porque fueron llamados 50 testigos tanto de la defensa como de la Fiscalía.

La fiscal Sonia Barcia, dijo que tiene pruebas que señalan a los detenidos como los autores del crimen. Los abogados de los detenidos en cambio argumentan tener testigos que señalaban que los inculpados estaban con ellos el día y la hora del crimen.

Esta organización delictiva nació en la zona de El Carmen (Manabí). Su fundador fue Jorge Bismarck Véliz (a) teniente España. El nombre de Los Choneros hace mención al lugar de origen de la mayoría de los miembros de la banda. En un inicio incursionaron con el micro tráfico de droga.

La organización desde que apareció se disputó el territorio con otras organizaciones. Los primeros fueron los Queseros, el enfrentamiento provocó un sin número de muertos.

Los Choneros mataron a los líderes y el mayor número de integrantes de los Queseros, por lo que casi terminaron con sus rivales. El giro en la actividad delictiva de Los Choneros se da cuando la banda empieza a dar seguridad a traficantes de droga, por eso una buena parte de sus ingresos se debió a las actividades vinculadas con el narcotráfico. Otra actividad en la que se especializaron fue la extorsión. Mucha gente pagó por temor a sufrir retaliaciones.

Fuente: Diario Hoy