Enfrentamiento minero deja 18 heridos en Bolivia

EFE | LA PAZ

Dieciocho mineros bolivianos resultaron heridos, tres de ellos graves, en un enfrentamiento con dinamita entre dos grupos que se disputan el control de una mina operada por la firma suiza Glencore, que el presidente Evo Morales quiere nacionalizar, informaron fuentes oficiales.

En una rueda de prensa, en La Paz, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, agregó que mil policías y 600 militares serán trasladados a la mina Colquiri para garantizar los derechos, la integridad física y la pacificación en la zona.

El viceministro de Régimen Interior y Policía, Jorge Pérez, dijo a los medios que los choques empezaron anoche y continuaron hasta la madrugada en la mina situada a unos 250 kilómetros al sur de La Paz.

“En determinado momento la situación fue definitivamente de terror”, dijo Pérez desde Colquiri, y negó versiones extraoficiales de que los choques dejaron un muerto.

Los sindicatos de la minería estatal apoyan la nacionalización de Colquiri, anunciada el pasado fin de semana por el Gobierno de Morales, mientras que los cooperativas rechazan la medida, pues temen que sus áreas de trabajo privadas también sean incluidas en la expropiación.

Los choques con dinamita entre grupos rivales de mineros bolivianos son frecuentes. El caso más grave de los últimos años se produjo en el 2006 en la mina de estaño Huanuani, en el departamento andino de Oruro, donde un enfrentamiento similar terminó con 16 muertos y 60 heridos.

Glencore opera en Bolivia varias minas, por medio de su filial Sinchi Wayra, que controla la compañía Colquiri, para la explotación de la mina homónima, que tiene cerca de 400 obreros.

Desde que Morales llegó al poder, en el 2006, ha nacionalizado cerca de veinte compañías de hidrocarburos, electricidad, telecomunicaciones, minería y cemento, entre otras áreas.

Pérez aseguró que la Policía no ha hecho un solo disparo en Colquiri y busca reducir la tensión en el lugar, al tiempo que reiteró la convocatoria del Gobierno a los dos sectores enfrentados para que dialoguen y solucionen el conflicto.

El ministro de Minería, Mario Virreira, convocó a dialogar en las próximas horas en Caracollo, el pueblo más cercano a la mina.