Engañaron a la afición

SANTO DOMINGO

Decepcionado. Así se sintió el público que acudió la tarde de ayer al estadio Olímpico de Santo Domingo para ver jugar al cuadro titular de Barcelona frente al Club Águilas de esta ciudad. El desencanto llegó cuando los equipos saltaron a la cancha y se comprobó que ninguno de los jugadores amarillos eran del equipo principal.

El enojo, las caras largas y hasta insultos fueron las formas en que los aficionados protestaron ante una organización que dijo públicamente en rueda de prensa que vendrían los jugadores del primer equipo, con excepción de los convocados a la Selección Ecuatoriana de Fútbol.
Hasta hubo fanáticos que decidieron abandonar el recinto deportivo en rechazo a lo que consideraron una burla.

El encuentro

Aunque el estadio no se llenó, más de la mitad de las gradas fueron ocupadas especialmente por gente hincha del cuadro ‘torero’.
A las 15h00 ambos equipos saltaron al campo de juego. Pese a la decepción, la barra Sur Oscura animaba a su club.

Ya en el desarrollo del juego, al minuto 20 del primer tiempo Francisco Portocarrero, de Águilas, ponía en ventaja al cuadro ‘volador’. Así concluyó la primera mitad.

En el segundo tiempo las acciones fueron parejas, hasta que al minuto 34 del tiempo complementario una fuerte falta derivó en penal para Barcelona. Fue Jerson Cedeño quien puso la paridad.

Con el empate terminaron los 90 minutos, pero como había una copa en disputa tenía que haber un ganador, por lo cual era necesario definir al campeón a través de la pena máxima.

Penales

Fabián Campusano, canario, falló el primer penal ante la atajada del portero local Cristhian Arana.

Joffre Pachito convirtió para Águilas; para los canarios concretó Raúl Avilés; luego Alex George, de Águilas, marcó, pero Jefferson Cedeño, del Barcelona, falló su tiro; Bolívar Caicedo, de Águilas, convirtió; luego el chiquitín Olivero, del Barcelona, siguió el ejemplo de su compañero y no marcó su penal, quedando como ganador el club santodomingueño, que se llevó un premio a su juego y a su constancia.

Reacciones

El directivo de Águilas, Mario Escobar, aclaró que el Águilas no organizó el partido, sino que fue invitado a jugar. “También fuimos estafados”, indicó, al tiempo que destacó la victoria de su equipo en el partido.

De su parte, el director municipal de Deportes, Salustio Cabrera, dijo en su cuenta de Facebook que los organismos de control deben tomar cartas en el asunto e investigar sobre esta nueva burla a la afición deportiva local.

José Carrera, aficionado, afirmó que esto no puede quedarse así y se debe sancionar a quienes organizaron por engañar al público.

Fuente: Diario La Hora