Galaxy Camera, la nueva apuesta de Samsung Electronics

El equipo tiene conexión a Internet por WiFi y 3G y es compatible con todas las aplicaciones Android.

Luego de haber sido desvelada por la Samsung en la IFA de Berlín a finales del pasado mes de agosto, y pasar a convertirse en un dispositivo más esperado, desde el próximo 29 noviembre la Samsung Galaxy Camera estará disponible en España para su comercialización.

En un evento reciente realizado en Madrid el vicepresidente de Samsung España, Celestino García, celebró su lanzamiento y definió al dispositivo como “dos productos (‘smartphones’ y cámaras) que convergen en una nueva categoría de: las smart cameras.

La fusión responde a una “necesidad” que había percibido la compañía. “Cada vez tenemos más dispositivos que se hablan”, explicó García, desde ‘smartphones’ a ‘tablets’, sin olvidar las Smart TV o los reproductores multimedia. Por ello las cámaras no podían quedarse fuera de lo que ha definido como un “círculo virtuoso de comunicación”.

El vicepresidente de Samsung España  apuntó que este dispositivo responde a una “demanda del consumidor”, debido a que “queremos estar conectados” y “compartir lo que pasa a nuestro alrededor”.

Además, “la gente también quiere facilidad de uso” y “compartir justo en el momento que quiere”. De ahí la importancia de la irrupción de Android y la conectividad en el dispositivo. Con múltiples modos automáticos, un modo experto con el que modificar parámetros como apertura y velocidad, editores de vídeo y fotografía integrados o compatibilidad con aplicaciones sociales de Android (Facebook, Instagram, Twitter…), Samsung considera que este dispositivo ofrece la “experiencia completa” de fotografía, especialmente para aquellos usuarios que se sienten “muy cómodos haciendo fotografías con un móvil, pero buscan mejores prestaciones”.

Cabe recordar que el dispositivo, con cuatro núcleos a 1,4 GHz y Android 4.1 Jelly Bean, es totalmente compatible con otras aplicaciones de Google Play, aunque no tengan nada que ver con fotografía, como videojuegos o apps de VoIP, lo que amplía de gran manera las posibilidades. Con tan solo 300 gramos de peso, la nueva cámara de Samsung cuenta con una memoria RAM de 1 GB, tecnología NFC, que facilita grabar vídeos a 1080p e incorpora una batería de 1.650 mAh.

En cuanto a software, incorpora tecnología NFC (Near field communication), control por voz, un editor de vídeo -Movie Wizard-, otro de fotografía -Photo Wizard- y la función Smart Content Manager, con la cual se crean carpetas, etiquetas e, incluso, sugiere eliminar fotos que no han quedado como el usuario quiere. Además, ofrece la opción de cómo navegar por la galería, gracias a la gran variedad de vistas.

Otra de las características que incluye es la función Best face. Después de haber hecho una foto permite sustituir las caras por el momento perfecto. Esta función se puede utilizar para abrir los ojos, reemplazar una sonrisa, o encontrar la expresión perfecta. Gracias a la opción de de reconocimiento facial y ráfaga de fotos, los usuarios tan solo tendrán que hacer clic en la cara que desean y pulsar de nuevo para reemplazarla por la expresión deseada antes del disparo real.

El único inconveniente es que no se puede realizar llamadas tradicionales de teléfono, aunque también es cierto que sería incómoda de llevar como un ‘smartphone’; dispositivo al que no pretende sustituir, sino complementar. La Galaxy Camera tiene un zoom óptico 21x, angular de 23 mm y sensor CMOS de 16 megapíxeles. Vendrá con WiFi y 3G (de momento no habrá modelo solo WiFi), memoria interna de 8 GB, ampliable mediante microSD. Otro detalle interesante, del que suelen carecer casi todos los ‘smartphones’, es que incorporará un puerto microHDMI para conectar a un televisor fácilmente, al margen de otras posibilidades inalámbricas.

Fuente: PP El Verdadero