Gilda y Sharon, dos íconos marcados por la tragedia

4747Ambas murieron jóvenes y en accidentes de tránsito. Cantaban un género similar y conquistaron multitudes.

Miriam Alejandra Bianchi (Argentina) y Edith Bermeo Cisneros (Ecuador), conocidas artísticamente como “Gilda” y “Sharon” respectivamente, fueron dos mujeres cuyo destino estuvo marcado por similares circunstancias, una de ellas, su pasión por la música, lo que las convirtió en íconos y divas en sus respectivos países.

“Gilda” incursionó en el canto con los géneros cumbia y música tropical; “Sharon” lo hizo con la tecnocumbia (una variante de la cumbia mexicana y de la tecnobanda).

De hecho en algún momento Edith Bermeo tomó como referente la música de María Alejandra Bianchi, tanto así que interpretó canciones de la cantante argentina, entre ellas: “No me arrepiento de este amor”; “Corazón Valiente”; “Ámame suavecito”.

Poco a poco “Sharon” fue adoptando su propio estilo, aunque en sus inicios fueron los temas de su colega los que la llevaron a ganar terreno en el campo musical.

Sus destinos, que de hecho no fueron iguales, sí tuvieron cierta similitud y quedaron marcados por la tragedia.

“Gilda” murió joven, a la edad de 34 años, en un trágico accidente de tránsito donde también fallecieron su madre, su hija mayor (tenía dos hijos), y tres de los músicos de la orquesta con la que hacía sus giras, además del conductor del bus en que se movilizaba.

El accidente ocurrió el 7 de septiembre de 1996, en el kilómetro 129 de la Ruta Nacional 12, en Argentina, en la vía que conduce a Chajarí, Entre Ríos, cuando un camión impactó el colectivo donde viajaba todos .

Entre los temas que la llevaron a la fama y por los cuales ganó discos de platino y doble platino constan “Fuiste”, “No me arrepiento de este amor”, “No es mi despedida”, “Corazón valiente”, “Como tú” y “Paisaje”.

Estas canciones fueron versionadas por artistas como “Attaque 77”, “Los Charros”, “Leo García y Vicentico” y en Ecuador, por Sharon “La Hechicera”.

¿Coincidencias?

Mientras tanto que Edith Bermeo fallece un 4 de enero del 2015, a la edad de 37 años, dejando también dos hijos sin su madre, uno de ellos menor de edad.

El fatal percance ocurre en la vía a San Pablo, en la provincia de Santa Elena, cuando al bajarse de su vehículo fue impactado por otro que circulaba a gran velocidad. El deceso de la “Diva criolla” está en investigación por las extrañas circunstancias en las que ocurrió.

A “Gilda” incluso se le atribuyó la condición de santa, ya que supuestamente realizó varios milagros y por eso tiene hasta un santuario en su país.

El milagro que hizo Edith Bermeo en Ecuador fue calar en el corazón del pueblo, especialmente de los emigrantes ecuatorianos a quienes los acercó a su país, a través de sus canciones.

Fuente: ppelverdadero.com.ec