Gobernador de Azuay citó a comuneros y colonos en conflicto en Shiña

NABÓN (AZUAY).-

El gobernador del Azuay, Humberto Cordero, citó a las partes en conflicto en la comunidad Shiña, en el cantón Nabón, a una reunión este lunes con el objetivo de conformar una comisión técnica que analice los documentos de colonos y comuneros, para encontrar soluciones.

Cordero cuestionó la existencia jurídica y legal de Shiña y del Consejo de Gobierno. “Parece que cuando Lourdes Tibán fue presidenta del Condepe, no se tomaron en cuenta todos los requisitos obligatorios”, señaló el gobernador, aunque no precisó los requisitos a los que se refirió.

Además, desde hace cuatro años los 120 integrantes de la asociación no pueden ingresar a la iglesia de Shiña, ni siquiera los priostes por casi tres décadas de la Virgen de la Inmaculada, o los padres de migrantes que residen en EE.UU. y que enviaron dinero para terminar de construirla, como asegura María Carmen Sagvay.

“Desde que empezaron los problemas, la imagen de la Virgen se retiró de la capilla del centro de Shiña, ahora pasa de casa en casa, y esto por culpa de un sacerdote anterior que intervino en favor de los del centro”, dijo el ex prioste.

Por eso, ahora los colonos tendrán su propia capilla. Manuel Morocho donó a la Curia un terreno de unos 60 por 40 metros detrás de su casa, donde después de una limpieza se empezó a levantar la infraestructura.

El enfrentamiento, que se produjo entre el sábado y el domingo, gira en torno de 6 hectáreas, que el 18 de noviembre anterior, los comuneros de las nueve comunidades que conforman el Consejo de Gobierno resolvieron donar al colegio San José del centro de Shiña.

Pero el colono Avelino Morocho protestó al asegurar que tiene escrituras de que ese territorio lo recibió en herencia de sus padres, quienes se encontraban entre los 237 compradores de 1940.

Fuente: Diario El Universo