Haciendas listas para la fiesta del montubio

NARANJAL (GUAYAS).-

En los establos de la hacienda agrícola y ganadera Secadal, ubicada en la vía a Naranjal (Guayas), Gorky Lojas casquea (lima los cascos para que no tenga dificultad al caminar) a una yegua, mientras su compañero Mario Cedeño baña a un toro de raza brahman.

Es miércoles 3 de octubre y en estos predios, de unas 2 mil hectáreas que desde hace 50 años pertenecen al grupo Quirola, los nueve empleados del área de ganadería, entre ellos vaqueros, estableros y regaderos de potreros, están inmersos en sus labores cotidianas.

Los vaqueros bañan y realizan labores de pastoreo y tatuado a algunas de las reses que desde el pasado fin de semana se exhiben en la Feria Ganadera que se realiza en el cantón Durán (Guayas).

Ellos tienen a su cargo toros y vacas brahman, además de yeguas y caballos de paso peruano que suelen participar en los desfiles, antes de los rodeos con los equinos más chúcaros.

No por ello dejan de pensar en los rodeos montubios que se avecinan con motivo del Día de la Interculturalidad y Plurinacionalidad, que se celebra cada 12 de octubre.

Aunque la hacienda no participará en la fecha clásica, lo hará en el evento del 20 del mismo mes que se desarrollará en la hacienda Santa Martha, en Vinces (Los Ríos), señala Éddison Pacheco, gerente del área de ganadería.

Por ello, en el corral de la propiedad, los hermanos Sandro y Edwin Vera, además de Daniel Peñaranda, se dan tiempo para practicar algunas maniobras propias de la fiesta montubia con los caballos más salvajes de Secadal.

Esta hacienda acumula un sinnúmero de trofeos obtenidos por sus participaciones en rodeos, aunque últimamente ha disminuido su presencia en estos torneos, dice Pacheco.

Ahora se da mayor prioridad a la producción de toros brahman, cuyos mejores ejemplares se exhiben en la Feria de Durán, menciona el gerente de ganadería. “Tenemos embriones de raza brahman y en total esta hacienda tiene 800 reses”, indica.

Fuente: Diario El Universo