Jessica Simpson perdió 30 kilos en tiempo récord de 5 meses

La actriz se sometió a un duro entrenamiento con la famosa entrenadora de las estrellas de Hollywood, Harley Pasternak, en el gimnasio Weight Watchers.

Todo un récord resultó la pérdida de peso de la actriz y diseñadora estadounidense Jessica Simpson, de 32 años; adelgazó 30 kilos en cinco meses después de dar a luz a su hijo, Maxwell Drew.

Todo mundo fue testigo del peso que acumuló la intérprete tejana durante su embarazo, sin embargo, todos esos kilos son cosa del pasado, Simpson consiguió recuperarse en tiempo récord.

Por eso no es de extrañar que la revista estadounidense US Weekly le haya dedicado la portada de la edición impresa de su último número. Aunque ella es consciente de que no es ninguna supermodelo, esta reciente mamá está muy orgullosa de su nueva silueta.

Pero, ¿cómo lo consiguió? Siguiendo el plan de adelgazamiento por puntos que propone la marca estadounidense Weight Watchers y duras sesiones de entrenamiento cuatro veces a la semana con la famosa training personal de las estrellas de Hollywood, Harley Pasternak. “Ella es muy determinada, se concentra en lo que hace”, dijo Liz Josefsberg, quien es jefa de Weight Watchers. Por tanto no es descabellado afirmar que pocas veces se ha visto a Simpson tan guapa como ahora.

Sin embargo, hace unos días otra noticia opacó la alegría de Simpson por sus nuevas medidas. Su padre, Joe Simpson -quien fue ministro de la Iglesia bautista y consejero juvenil- asumió su homosexualidad y decidió romper con su matrimonio .

Su padre es homosexual
Pero hay otra noticia que opacó su alegría por sus nuevas medidas. Su padre, Joe Simpson –quien fue ministro de la Iglesia Bautista y consejero juvenil– asumió recientemente su homosexualidad y decidió romper el matrimonio que lo unía con la madre de la artista.

Hace dos meses, el padre de Jessica le confesó a su entonces esposa Tina que “sentía algo por los hombres” y que no iba a poder seguir casado con ella, según la revista The Enquirer.

“Jessica, su madre y su hermana Ashlee no salen de su asombro. El problema no es aceptar la orientación sexual de su padre, sino pensar en cuántos años estuvo mintiendo a su familia”, afirmó una fuente.

Fuente: PP El Verdaero