La delincuencia hizo pasar un mal día a Guayaquil

Tres hechos violentos se dieron en Guayaquil, entre la noche del miércoles y la mañana de ayer. La ciudad se vio conmocionada por la acción de la delincuencia.

La reacción de un guardia de seguridad evitó que dos delincuentes asalten la caja de recaudación de la estación de la Metrovía ubicada en la avenida Carlos Julio Arosemena, en el norte de la urbe, frente al Colegio 28 de Mayo.

El uniformado repelió el ataque de los pillos con su arma de dotación y en el cruce de fuego resultó muerto Yandre Arteaga García, de 22 años, uno de los asaltantes, mientras el guardia Julio Carvajal, de la compañía Arseg, recibió un roce de bala a la altura de la nariz. Fue llevado al Hospital Guayaquil.

Los sujetos ingresaron a la estación para tratar de robar las armas de los guardias y el dinero de las cajas. El compañero del occiso se dio a la fuga con rumbo desconocido a bordo de una moto.

Santiago Rivadeneira, agente fiscal de turno, avocó conocimiento del caso y dispuso el traslado del cuerpo a la morgue de la Policía. Miembros de la Comisión de Tránsito del Ecuador (CTE) cerraron el tramo de la Metrovía para facilitar las investigaciones y evitar congestionamiento.

Balacera en Garzota

En otro hecho, tras una intensa persecución por varias calles de la ciudadela La Garzota, en el norte, fueron detenidos cuatro sujetos que habían asaltado a dos ciudadanos a la altura de la avenida Agustín Freire.

Los afectados denunciaron lo sucedido al Centro de Atención de Auxilios y Emergencias, que alertó a las patrullas del Distrito Centro. Los cuatro sujetos escapaban a bordo de un Chevrolet Vitara Azul.

Patricio Pazmiño, comandante del Distrito, señaló, en base a los datos proporcionados por el capitán Carlos Clavijo, que antes una patrulla policial que avanzaba a abastecerse de combustible, ya había notado la actitud sospechosa de tres sujetos y que uno de ellos, al notar la presencia policial, realizó disparos contra la patrulla, impactando uno de ellos en la parte inferior de la puerta del conductor.

Esto provocó la persecución de los sospechosos que, al tratar de escapar, chocaron con un Kía Plomo, al cual se habían subido para continuar escapando hasta la ciudadela La Garzota 1, donde abandonaron el automotor.

La Policía detuvo a Luis Antonio Moran Macías, de 24 años, que registra 2 causas pendientes; Pedro Hugo Santillán Vargas de 33 años, que acumula 10 detenciones por robo; Eddy Francisco López Bajaña, con 2 detenciones por robo; y Kléber Ernesto Moreno Sarmiento, de 19 años.

Asaltan casa de alcalde

Además, cinco personas, vestidas como empleados de la Empresa Eléctrica, desvalijaron la casa del alcalde del cantón Santa Lucia, Edson Alvarado, ubicada en el barrio La Chala, en el suroeste de la ciudad.

Los afectados denunciaron que los sujetos llegaron a bordo de la camioneta N. 339 que tenía logos de la Empresa Eléctrica y que, además de estar uniformados, portaban credenciales con las que solicitaron entrar a la casa para revisar el medidor de luz.

Agregan que los hombres desembarcaron dos escaleras y mostraron papeletas de la empresa con el nombre de la esposa de Alvarado, pero que una vez adentro les dijeron: “no se muevan que vamos a robar”.

Los sujetos se llevaron electrodomésticos y joyas cuyo valor no se ha cuantificado, debido a que el precio sentimental sería mayor, porque eran herencias familiares.

“No descarto que sea un atentado político, sin duda los maleantes pensaron que tenía alguna caja fuerte, pero aquí no tenemos sumas altas de dinero”, dijo Alvarado.

Fuente: La Hora