Ladrones vestidos de policías asaltan finca en vía a la costa

GUAYAS.-

Más de 20 hombres, quienes utilizaban uniforme policial, asaltaron y maniataron a una familia la noche del pasado miércoles en el interior de la finca Dios Proveerá, ubicada en el sector de Cerecita, en el km 55 de la vía a la costa.

Jacinto Mendoza Montoya, quien trabaja en la finca hace seis meses, indicó que se encontraba con su esposa, dos hermanos y sus dos hijos en una vivienda que le dieron los propietarios cuando se percató de que los desconocidos ya habían ingresado al lugar.

“Eran las nueve de la noche y ellos entraron en silencio y nos amenazaron con armas de fuego. Nos amarraron de pies y manos, pero a mi hermano, como no quería dejarse, le pegaron en la espalda y le dijeron que si no obedecía, lo mataban”, recordó Mendoza, aún nervioso.

Los afectados comentan que los hombres registraron todo el lugar, “entraron a la chanchera, desbarataron la casa y luego escuchamos que ingresó un camión”, indicó Mendoza.

Los propietarios de la finca advirtieron que la pérdida supera los 15.000 dólares entre 40 chanchos, 10 gallinas, 10 patos, comida de cerdo, cilindros de gas, bomba de agua y varios electrodomésticos.

Empleados comentaron que el asalto, al parecer, fue planificado por un hombre que hace quince días había ido a cotizar 20 chanchos y que lo reconocieron cuando los asaltaba. “Cuando vino hace dos semanas ingresó hasta la chanchera, nos preguntó si vendemos por libra y toda esa información. Luego salió y vio todo el lugar”, recuerda Mendoza.

Agregó que los antisociales luego de cometer el robo se quitaron la vestimenta policial y salieron del lugar como civiles. Unos a bordo del camión y los demás en vehículos.

Laura Calderón Santillán, esposa del propietario de la finca, manifestó que hace cinco meses tuvieron inconvenientes con Eduardo Valenzuela, quien era trabajador de la finca, porque él los habría amenazado.

“Tomaba los materiales de la finca y los iba a vender. Vendía los limones, incluso los chanchos, y no los reportaba. Nosotros nos dimos cuenta que hacía eso y lo despedimos, entonces él dijo que nos íbamos a acordar de él”, expresó la mujer, quien realizó la denuncia.

Mendoza indicó que Valenzuela discutió con el propietario de la finca. “Le debían dos meses, pero el dueño dijo que si le traía todas las cosas que se había robado le pagaba todo, pero como nunca regresó nada entonces él se molestó y se fue amenazando a todo mundo”.

La hija de Calderón afirmó que su padre no tiene enemigos y que ese fue el único inconveniente que ha tenido.

“No sé por qué andaban buscando a mi papi, es muy extraño”, lamentaba la joven, quien estaba asombrada por el robo.

Calderón dio a conocer que poseen la finca hace seis años y que el lugar siempre había sido seguro. “Jamás nos han robado, todo era muy tranquilo”.

Violeta Muñoz, quien es la supervisora de la finca, expresó que había observado al extrabajador en los exteriores de la finca semanas atrás.

“Mucha gente dijo que no nos metamos con él porque era una persona peligrosa. Nosotros no hemos hecho nada malo, lo único que pasó es que él se llevaba las cosas”, dijo Muñoz.

Propietarios pidieron a las autoridades que realicen operativos de control y que se investigue a los sospechosos.

Más datos
Uniforme policial
Jacinto Mendoza Montoya, quien cuida la finca, indicó que los hombres tenían camisas, gorras y chalecos policiales. Además, que todos portaban armas de fuego y radios con las que se comunicaban cuando se sustraían los animales y al camión del lugar.

Buscaban a propietario
Según empleados que sufrieron el robo, varios antisociales preguntaban con insistencia por el propietario de la finca, del cual conocían su apellido. También les solicitaron la dirección o contactos de los dueños, pero ellos les indicaron que desconocían.

Fuente: Diario El Universo