Lavado de manos evita enfermedades

GUAYAQUIL.-

Más de 3,5 millones de niños menores de cinco años mueren al año a causa de enfermedades relacionadas con la diarrea, el cólera y la neumonía. Esta cifra se reduciría si en el mundo se practicara el simple acto de lavarse las manos con agua y jabón.

Así lo señala Víctor Cruz Coronel,  médico internista del Área de Argología del hospital neumológico “Alfredo J. Valenzuela”, quien asegura que el aseo ayudaría a que las afecciones diarreicas disminuyan en un 50% y las respiratorias en un 25%.

Es así que en la casa asistencial se ejecuta desde el 2011 el programa Manos limpias salvan vidas, el cual promueve que el personal médico se lave las manos antes y después de la manipulación del paciente. Por ello en cada consultorio se implementó un lavabo y se colocó dispensadores de jabón líquido, tanto antiséptico como detergente.

“El uno hace una limpieza de arrastre y quita toda sustancia orgánica, mientras que el segundo elimina las bacterias. Es un proceso que dura entre 15 segundos a 1 minuto”, acota.

La misma situación ocurre en el hospital Luis Vernaza, de la Junta de Beneficencia de Guayaquil (JBG), en donde se han conseguido avances. La jefa del Servicio de Infectología, Carmen Soria Segarra, asegura que desde el 2006 en que se inició el programa Manos limpias salvan vidas se ha logrado que el 60% del nosocomio cumpla con esta medida.

La doctora indica que antes solo el 30% del sanatorio aplicaba esta normativa, a diferencia de este año en que incluso se ven áreas que cumplen entre el 90% y el 100%, como las unidades de Quemados y de Cuidados Intensivos de Emergencia.

La doctora Marcia Apolo Matamoros, médica tratante de la UCI de Emergencia, señala que dentro del servicio se capacita a médicos, enfermeras, auxiliares, personal de terapia respiratoria y familiares para que no manipulen al enfermo con las manos sucias.

“Les decimos que el paciente es como uno de sus familiares. De esta manera, ellos lo cuidarán y jamás le harán daño. Eso nos ha permitido destacarnos entre las demás áreas y por eso hemos ganado tres reconocimientos durante estos cuatro años de concurso”, manifiesta Apolo.

En total son 100 personas que laboran en este servicio y que -gracias a su compromiso con el cuidado del enfermo- se hicieron acreedores a un día de descanso. Este anuncio se hizo en la casa abierta que el hospital Luis Vernaza efectuó ayer, por motivo de que el pasado 15 de octubre se conmemoró el Día Mundial del Lavado de Manos.

El médico Julio Alvarado Silva, jefe del Servicio de Terapia Respiratoria, explica que el aseo de las manos debe realizarse antes y después de ir al baño, de preparar alimentos o comer, del contacto con un enfermo y niños.

Fuente: PP El Verdadero