Llegan medicinas al hospital del IESS de Cuenca

Los problemas de desabastecimiento de medicamentos en el hospital del IESS José Carrasco Arteaga, de Cuenca, y del dispensario Central empezaron a solucionarse esta semana, según han indicado los mismos afiliados.

A paso lento, Ibelia Vera, de 67 años de edad, recorrió los pasillos del hospital del IESS en busca de sus pastillas indispensables desde hace más de tres décadas, cuando sufrió un infarto. Al llegar a la ventanilla de la farmacia esperó aproximadamente 8 minutos y salió con una bolsa de medicinas.

“Hoy por fin me dieron toda la receta en la farmacia del Seguro. El mes anterior me tocó comprar unas pastilla caras afuera. Espero que sigan así y no después de un mes digan que los medicamento se agotaron”, indicó Vera.

Lo mismo dijo Azucena Ávila, quien cada mes acude con su hijo que tiene un problema renal. “En esta ocasión me entregaron todos los medicamentos. En días anteriores no fue así y algunos pacientes tuvieron que comprar en otras farmacias, lo que implica fuertes gastos”, detalló.

Pero aún faltan algunos medicamentos en la bodega, por lo que el presidente del directorio del Instituto de Seguridad Social (IESS), Ramiro González, justificó esta falencia por el proceso de compra de los fármacos. “Este año (la compra) no estuvo a cargo del IESS sino del Instituto Nacional de Compras Públicas (Incop)”, aseguró.

Además, según el funcionario, hubo ciertos productos que no tuvieron oferta, aunque no precisó cuales, solo dijo que tienen relación con las enfermedades catastróficas como los trasplantes. “Los procesos para su compra se cayeron por dos ocasiones, ya que algunos proveedores, que son únicos, no participaron en la subasta”, agregó.

Pero dijo que para solucionar el problema se inició la importación de las medicinas necesarias y que la adquisición será efectiva en un plazo no mayor a quince días. Especialmente para genéricos.

Al respecto, dijo que la gente debe perderle el miedo a los genéricos. “No nos dejemos impresionar por las casas farmacéuticas de ninguna marca con costos que implican hasta 500% más de precio”, dijo en tono enfático, al referirse a la negativa de algunos médicos que sugieren no tomar ese tipo de medicina a pacientes que han recibido trasplantes.

Fuente: Diario El Universo