Los hábitos que dañan su automóvil

Un vehículo es una inversión que necesita cuidado. Además del mantenimiento de rigor, es fundamental dejar de lado algunos hábitos que atentan contra el bienestar del auto y, por ende, la seguridad de su familia.

Costumbres como la de mantener la mano sobre la palanca de cambio o el pie en el pedal del embrague van deteriorando algunas partes mecánicas, y en algún momento podrían provocar accidentes ante fallas de este tipo.

No revolucionar lo suficiente el motor (RPM) o revolucionarlo en exceso en climas fríos disminuye su tiempo de vida útil y hará que su economía se vea afectada. Lamentablemente, la práctica de instalar un medidor de temperatura del circuito del aceite de este mecanismo es cada vez menos habitual. Una forma eficaz de reemplazar esta pieza es conducir con suavidad durante unos minutos para permitir que el propulsor alcance la temperatura ideal de servicio, sea lubricado por el aceite y comience a fluir con naturalidad.

“Aprender a usar el punto de equilibrio, el freno con marchas, a mantener los líquidos o aceites en los niveles adecuados, a verificar que las llantas tengan la presión adecuada, a no abusar del freno, e incluso a no pisar el pedal de embrague de manera innecesaria son factores que irremediablemente terminarán perjudicando a su auto. Si uno maneja bien este tipo de cosas gastará menos en visitas al taller”, explica el mecánico Álex Bazurto.

Diario EXPRESO le brinda a sus lectores una guía muy útil para aprender a cuidar su coche con un simple proceso que no le tomará más de diez minutos al día, dejando de lado algunos malos hábitos de conducción y llevándolo periódicamente al taller para darle el mantenimiento que detectará a tiempo piezas desgastadas y evitará daños mayores.

Las Llantas

La medida correcta

Con un medidor de aire (no cuesta más de cinco dólares) controle que la presión de cada neumático sea la correcta. En un vehículo de aro 14 (el promedio de Ecuador), la presión debe ser de 30 libras. Se recomienda rotar las llantas cada 10.000 kilómetros.

Embrague

Su correcta utilización

El pedal de embrague se lo debe usar solo cuando vaya a cambiar de marcha, ni antes, ni después.

Píselo a fondo y no lo suelte demasiado rápido para evitar generar fricciones innecesarias. Cuando detenga el auto, saque el pie del pedal izquierdo.

El aceite

Respete los cambios

Si no cumple con los períodos indicados por el fabricante o el mecánico, el aceite ya no lubricará con la eficiencia que se necesita y la fricción de las piezas provocará daños mayores. Los especialistas recomiendan cambiar el aceite (y el filtro) unos 500 kilómetros antes del límite.

Radiador

Temperatura adecuada.

En la actualidad, el sistema de enfriamiento del vehículo no necesita del uso de agua (puede oxidar piezas). El líquido refrigerante es ideal para mantener la temperatura del motor en niveles óptimos. Su mecánico debe chequear el estado del líquido durante el mantenimiento.

Revoluciones

El motor da señales

Engranar marchas a un régimen demasiado bajo con el tiempo perjudicará al motor. Si al pasar a una marcha superior siente que al auto le cuesta ganar velocidad, comienza a dar tirones (parece que se le apaga), lo mejor es ganar revoluciones (acelerar un poco) antes de buscar la siguiente marcha.

El combustible

“Ahorrar” le puede salir más caro

Si piensa que ahorrará prolongando la próxima tanqueada, está equivocado. Manejar con el tanque de combustible por debajo de un cuarto de su capacidad provoca que las impurezas dañen la bomba.

Palanca de cambios

No deje su mano sobre ella

Cualquier presión que hagamos sobre la palanca de cambio acabará transmitiéndose inexorablemente a las conexiones existentes. El peso de la mano genera un desgaste prematuro en los elementos que intermedian, en engranajes y rodamientos.

El freno

Se puede detener sin desgastarlo

Abusar del freno afecta la duración de las pastillas, los discos y el líquido. En avenidas y carreteras anticípese a los cambios de luz del semáforo y verá que el auto prácticamente se detiene solo. Frenar con motor (reducir las marchas cuesta abajo) es otro buen truco.

FUENTE: DIARIO EXPRESO

http://www.expreso.ec/vivir/habitos-automovil-danos-contaminación-HG1954768