Manabitas, más propensos a las lesiones cerebrales

Los manabitas tienen mayor prevalencia de padecer lesiones en las arterias cerebrales, según un estudio de neurología vascular que realizó el hospital del IESS Teodoro Maldonado Carbo con una muestra de 1.000 pacientes. De esa cifra, 300 eran oriundos de Manabí y tenían hipertensión, informó el neurólogo Luis Jairala.

Una de las causas a las que se atribuyen las lesiones cerebrales es el exceso del consumo de sal en la alimentación diaria. “El 77% de ese grupo tenía en común el consumo de sal prieta y queso salado”, señaló.

El especialista dijo que la cantidad en promedio de sal que una persona debe recibir al día es de máximo un centímetro.

Otra de las conclusiones a las que llegó el estudio, que se realizó entre el 2010 y 2011, es que este grupo de pacientes tenía un cruce genético. Esto se debe a que “en las áreas rurales es común ver el cruce genético entre familia, por ejemplo, tía y abuelo, primos…”, comentó.

Jairala señaló que a la semana atienden de 100 a 120 pacientes en consulta externa de Neurología, de los cuales entre 12 y 14 padecen lesiones cerebrales como aneurismas, arterioesclerosis, entre otras. A esta cifra se suma un promedio de cinco más, que ingresan por emergencia y/o derivados de otros centros de salud.

La edad de los pacientes analizados es de 55 a 68 años. Los afiliados y jubilados proveniente de los diversos cantones del Guayas ocupan el segundo lugar en padecer este mal con 207 de la muestra de 1.000.

Uno de cada tres adultos en el mundo tiene la presión arterial elevada, trastorno que causa la mitad de las defunciones por accidente cerebrovascular o cardiopatía, según la Organización Mundial de la Salud.

El exceso de azúcar en la sangre (diabetes) y el aumento del colesterol incrementan el riesgo de infarto de miocardio y accidentes cerebrovasculares.

Para los pacientes hipertensos, se recomienda realizar periódicamente el control de la presión, llevar una dieta baja en sal, consumir abundantes frutas, verduras, cereales integrales, carnes magras y pescado, y realizar unos 30 minutos diarios de actividad física.

A nivel mundial

Según la OMS, más de 17,3 millones de personas murieron en el 2008 por infarto de miocardio o de accidente vascular cerebral.

Método de diagnóstico

El angiógrafo es un equipo que obtiene imágenes del sistema vascular, y por el que se pueden colocar espirales o mallas en la arteria afectada.

Fuente: Diario El Universo