Menor halló a su abuelo en la hamaca con tiro en la boca

GUAYAQUIL.-

Un joven de 16 años no logra superar la fuerte impresión después de encontrar a su abuelo Donato Saturdio Arreaga Alvarado, de 86 años, con la cabeza destrozada por un disparo.

Según indicaron los familiares, el adolescente fue a casa de su abuelo a calentarle la comida, pero cuando se acercó a él lo halló sin vida. Al parecer había decidido suicidarse por la depresión que sufría porque padecía problemas de salud.

Vecinos contaron que eran aproximadamente las 10:30 de ayer cuando se oyó un disparo en la casa de Arreaga, ubicada en Bastión Popular, mz. 584, villa 7, al norte de Guayaquil. Unos creyeron que una llanta se había explotado. Sin embargo, su nieto acudió al sitio y se halló con la tragedia.

“Arreaga había utilizado una cartuchera de fabricación nacional, de las que se usan para cazar palomas, y se disparó en la boca”, manifestó el fiscal Francisco Campos.

“No tenía nada, mi abuelo estaba bien. Una vecina me avisó, yo vivo a la vuelta de la casa. Esto fue un accidente”, comentó Víctor Arreaga, nieto del fallecido, el cual era curandero y sobador, pero lo hacía esporádicamente como un pasatiempo.

Ayer, familiares se abrazaban para tratar de consolarse sin entender las razones por las que el anciano se quitó la vida.

Fuente: Diario El Universo