‘Moreno asume, ahora sí, un verdadero reto’

Han sido ocho meses pero han sido explosivos. Pocos se esperaban que en apenas este tiempo las sonrisas y los abrazos de la segunda vuelta se acabarían. La consulta que convocó el presidente, Lenín Moreno, llevó todo a un nuevo nivel: por el efecto político que buscaban, los correístas no tuvieron tapujos ayer al mostrar sus votos por el ‘No’ en todas las preguntas, incluso en aquellas que castigaban a los corruptos o que declaraban que las violaciones contra niños no prescriban nunca.

Pero el ‘Sí’ ganó todo. Absolutamente todo. Hay varias consecuencias: Rafael Correa no podrá volver a ser candidato presidencial, el Consejo de Participación Ciudadana tendrá que terminar su trabajo por anticipado, la Ley de Plusvalía deberá ser derogada…

Los analistas y sectores políticos, sin embargo, coinciden en que uno de los principales efectos de la votación de ayer es la legitimación del Gobierno de Moreno. Sin embargo, hacen una aclaración: La victoria en las urnas no es el final del camino, es el inicio; y el futuro de Moreno dependerá en gran medida de lo que haga desde hoy.

El excandidato presidencial Paco Moncayo lo dice en estos términos: “Es un gran reto que asume, ahora sí, Moreno. Se acabaron los tiempos del fraude, del diálogo. Ahora la gente esperará resultados. La incertidumbre se agotó”.

Y para el asambleísta Fabricio Villamar (CREO), el primer mandatario tiene desde hoy dos opciones: “Sostener los rasgos autoritarios o inaugurar unos rasgos más democráticos. O hace un Gobierno de acuerdos o mantiene la misma línea de entenderse a sí mismos como dueños de la verdad”.

Con ellos coincide el analista político Marco Navas Alvear, para quien la posibilidad de Moreno es la construir una transición hacia un Régimen más ampliamente democrático.

El rumbo a tomar
Acciones reales que muestren que realmente no solo es un ‘estilo distinto’ al de Rafael Correa, sino que el camino mismo es diferente. En eso concretan sus criterios Moncayo y Villamar. Y también coinciden en los primeros cambios que deberían evidenciarse: Lo económico y lo político.

En lo político, Moncayo cree que las primeras decisiones debe ir hacia donde estaba enfocada la consulta. “Por ejemplo, en el tema de la corrupción. Cuando llegó al poder, Moreno habló de una ‘cirugía mayor’ y hasta ahora no hemos visto la ‘cirugía mayor’. El Gobierno debe trabajar arduamente en desmontar un sistema instaurado por sus antecesores para garantizar la impunidad de Correa y de los suyos”.

En cuanto a lo económico, en cambio, es más lúdico aún: “Mañana (hoy) la gente seguirá con sus angustias. Los desempleados, los vendedores de la calle con su sacrificio para apenas subsistir. ¿Qué se va a hacer con la economía dejada por Correa? ¿Cómo vamos a hacer la renegociación de la deuda con China?”.

¿Cuáles deberían ser las primeras decisiones concretas? Villamar usa un frase: “Crisis de gabinente”. “Con eso podría tomar realmente el poder. Esa debe ser una de las decisiones, aunque se ha tomado ocho meses de su mandato, mientras todo se hace efectivo, prácticamente sería un año para empezar a gobernar”. El asambleísta de CREO ve, además, un tema en el que Moreno deberá marcar distancia con su antecesor: la política exterior. (ASC)

‘Es un triunfo de la ciudadanía’
° El analista político Marco Navas Alvear ve el riesgo de todos los sectores políticos pretendan reivindicar este triunfo como suyo. “Incluso el correísmo”, por ese 30% que logró.

Sin embargo, para él, debe quedar claro que la consulta fue el resultado, en realidad, “de una demanda ciudadana” y que se debe hacer que esa demanda llegue a la práctica. Para eso, agrega, debe establecerse enseguida un cronograma y un plan.

El asambleísta Fabricio Villamar piensa que sería un error para el presidente, Lenín Moreno, pensar “que este triunfo le pertenece solo a él” y asegura que deberá administrarlo con prudencia.

Fuente: LA HORA

https://lahora.com.ec/noticia/1102133711/moreno-asume-ahora-si-un-verdadero-reto