Muchas frecuencias provocan competencia entre unidades, dice transportista

Según el administrador de la terminal terrestre de Ingahurco, Mario Guadalupe, 21 cooperativas de transporte tienen 239 frecuencias diarias que salen cada cinco minutos para cubrir la ruta Ambato-Quito.

Guadalupe considera que este es uno de los factores que hace que los conductores impriman grandes velocidades para competir por los pasajeros en el camino.

Explicó que el intervalo muy corto entre la salida de cada vehículo impide que los buses salgan con la máxima capacidad de pasajeros, lo que hace que compitan en el trayecto, para contar con dos o tres pasajeros más y así tener mayores recursos económicos para cubrir los gastos que representa el mantenimiento de las unidades.

Guadalupe señaló que es importante que la Agencia Nacional de Tránsito (ANT) haga un análisis para regular las frecuencias, algo en lo que coincidió Jorge Villalba, conductor de la cooperativa 22 de Julio.

Para Villalba, tanta culpa tienen los miembros de las operadoras como los que entregan los permisos sin análisis previos, por lo que se tienen que aumentar los controles, señaló.

Edwin López, chofer de la cooperativa Expres Baños, dijo que en el poco tiempo que está en este trabajo ha observado con preocupación que todo es un caos por el excesivo número de frecuencias, y que los cinco minutos de intervalo es poco tiempo.

Asimismo, el gerente de la cooperativa Trasandina dijo que no está de acuerdo con la regulación de las frecuencias, porque si se elimina alguna sus compañeros se verán perjudicados porque no tendrán la posibilidad de cubrir las inversiones que hacen para renovar las unidades ni para el mantenimiento, ya que los insumos están caros, agregó.

Fuente: Diario El Universo