Murió al caer desde octavo piso

QUITO.-

Un trabajador de una empresa de montaje de ascensores cayó ayer del octavo piso de un edificio en construcción ubicado en el norte de Quito.

Enrique Cárdenas, de 22 años, recibía a las 08:15, junto a otros compañeros de trabajo, instrucciones para la colocación de un ascensor en un edificio en las calles El Tiempo y El Telégrafo, cuando en forma sorpresiva se precipitó al vacío.

Elementos de Criminalística de la Policía llegaron al sitio para constatar el deceso y realizar el levantamiento del cadáver.

A los pocos minutos llegó la madre de Cárdenas, junto con otros familiares, quienes no quisieron emitir comentarios.

Los responsables de la construcción tampoco dieron declaraciones de cómo sucedió la tragedia.

Diario El Universo