Murió luego de cuatro días

El hombre, de 45 años, apareció arrollado a las 21h00 del viernes en la vía que conduce al recinto La Corona del sector El Guayabo, en Babahoyo.

La víctima, conocida como “Pura bola”, era muy popular entre los aficionados a los gallos, pues fue dueño de una gallera, se dedicaba a la cría de estas aves de pelea y le gustaba apostar en los combates los fines de semana.
Comuneros que transitaban por la zona aquella noche lo encontraron inconsciente, junto a él estaba la llanta de un carro, la cual presumen fue dejada en forma de señal  para que ningún otro vehículo volviera a atropellar a Pedro Adrián.
El herido fue hospitalizado esa misma noche, donde los médicos le dieron poca esperanza de vida al detectarle fracturas en la base del cráneo.
A pesar de la atención que  recibió, el paciente nunca despertó del estado de coma en el que se encontraba, informaron sus familiares.
Luego de permanecer cuatro días internado, la víctima falleció el martes en el hospital Martín Icaza, a consecuencia de un trauma craneoencefálico, detallaron los médicos.
Depresión.  Pedro estaba deprimido, porque hace cinco meses falleció su esposa y desde entonces estaba viviendo solo en el sector conocido como PJ, en la vía Babahoyo-Montalvo, indicaron sus parientes.
Un amigo gallero reveló que el viernes, a las 17h00, se encontró con el hombre, quien conducía una bicicleta y, después de saludarse con un estrechón de manos, conversaron un rato cerca del sector La Ventura.
“Me dijo que quería tomarse unos tragos porque andaba mal, además dijo que sentía que su mujer se lo quería llevar. Entonces yo lo respondí que se portara serio y no pensara en esas cosas. Posteriormente se despidió y se fue en su bicicleta a un velorio. La novedad es que al día siguiente me enteré que un carro lo había arrollado y que lo tenían hospitalizado”, explicó el allegado, quien pidió reservar su identidad.
Agustín Adrián confesó que su hermano era muy conocido en el sector de El Guayabo y en La Ventura, además mostró su enojo contra los galenos del hospital Martín Icaza.
El familiar aseguró que cuando los médicos avisaron que Pedro había fallecido, el cadáver ya estaba rígido, como si hubiera muerto hacía algunas horas. “Siento indignación, porque no se tomaron la molestia de decir que había fallecido para hacer los trámites temprano”, comentó el pariente.
FUENTE:DIARIO EL RIO
http://elrio.ec/noticias-los-rios-ecuador/461817-murio-luego-de-cuatro-dias/