Perú finalizó su adaptación a la altura, en Cuzco

LIMA, EFE.-

La selección peruana cierra su concentración en Cuzco para adaptarse a la altitud y el jueves viaja desde allí a La Paz para enfrentarse el viernes a Bolivia en la novena jornada de las eliminatorias sudamericanas del Mundial de Brasil 2014.

El seleccionador de Perú, el uruguayo Sergio Markarián, ha conformado un combinado atípico, con los jugadores peruanos que mejor rinden en la altitud, quienes durante los últimos días se ejercitaron sobre los 3.400 metros de Cuzco.

A esa ciudad llegó el presidente de la Federación Peruana de Fútbol (FPF), Manuel Burga, quien avaló la decisión de Markarián de preparar un equipo sin los seleccionados habituales para igualar así la ventaja que en principio tiene Bolivia cuando juega de local.

“El trabajo realizado en Cuzco ha sido espectacular y aunque nada de lo que se haga garantiza un resultado positivo, ojalá sirva para lograr ganar en La Paz, lo que nunca hemos conseguido hasta ahora”, añadió Burga.

Por su parte, el delantero Claudio Pizarro opinó que la presión para Perú será grande si sus compañeros pierden contra el once boliviano.

Pizarro se entrena en Lima junto a un grupo de jugadores que Markarián ha prescindido para el partido en La Paz para reservarlos de cara a la visita que el próximo martes Perú rendirá a Paraguay en Asunción.

“Si se gana en La Paz, iremos con un ánimo mucho más elevado y con más confianza a Paraguay porque nos acercaremos más al objetivo”, expresó Pizarro en su deseo de acercarse al menos a la quinta plaza de la clasificación, que actualmente ocupa Chile con 12 puntos, mientras que Perú acumula siete.

El atacante del Bayern Munich no descartó volver a ejecutar un penalti con la selección peruana después de errar uno en el encuentro que Perú jugó como local frente a Argentina en septiembre y que acabó con empate 1-1.