Polémica en el Miss EE.UU.

AP | PITTSBURGH, EE.UU.

La representante de Pensilvania al certamen Miss Estados Unidos renunció a su corona alegando que el concurso está arreglado, pero, según los organizadores, la beldad estaba molesta por la decisión de permitir la participación de personas transexuales.

Un mensaje publicado en la página de la red social de Facebook de Miss Pensilvania, Sheena Monnin, afirma que otra concursante se enteró de los nombres de las cinco primeras finalistas el domingo por la mañana, horas antes de la gala final del concurso y de su transmisión.

Monnin afirma que la concursante le dijo los nombres de las cinco primeras finalistas que vio en una hoja de planeación para la transmisión por televisión, y decidió renunciar cuando algunas de las concursantes fueron nombradas durante el programa.

“Creo en la honestidad, en la justicia y en la igualdad de oportunidades, y en una gran integridad moral, ninguna de las cuales me parece que sea parte actual de este sistema de concursos”, escribió Monnin en Facebook.

Monnin, de Cranberry, en el condado de Butler, no respondió de inmediato un mensaje que se le envió por Facebook. Mientras, Donald Trump, quien encabeza la organización Miss Universo, anotó el miércoles en una entrevista con la cadena ABC que las acusaciones de la reina de belleza sobre que el concurso estaba arreglado son “totalmente ridículas” y afirmó que planea demandarla por hacer “acusaciones falsas”.

De acuerdo con un comunicado de la organización Miss Universo, la concursante que, según Monnin, afirmó que vio los nombres niega vehementemente la versión de Miss Pensilvania.

El escrito incluye parte de un correo electrónico que supuestamente la candidata envió diciendo que la decisión de permitir la participación de concursantes transexuales la llevó a renunciar.

Trump restó importancia al papel que tuvieron las participantes transexuales en la decisión de Monnin, a pesar de que el concurso afirmó que esa fue la principal motivación de ella. “Creo que el asunto principal (de su renuncia) es que perdió (la elección) y está molesta por perder. Francamente, en mi opinión, la vi un segundo y no merecía estar entre las primeras 15”.

Miss Universo cambió sus reglas en abril luego de que una concursante transexual de Canadá luchara para poder participar en el certamen.