Precio del cilindro de gas no aumentará

La normal distribución de la bombona de gas de uso doméstico, que se comercializa a $ 1,60, empezará a regularizarse en los próximos días, según Wilson Pástor, ministro de Recursos Naturales No Renovables (Mrnnr).

El problema de escasez se generó en el país por especulación, ya que se empezó a trabajar desde noviembre del año pasado en un nuevo modelo tarifario, que no ha sido revisado desde 2006, dijo  Pástor.

Dicho modelo pretende “que cada actividad que forma parte de la cadena de distribución tenga una tarifa”, manifestó Pástor.

Con ello, el envasador, el transportista a granel, el centro de acopio, tendrán una base de rentabilidad consistente y razonable, indicó el funcionario.

Situación que cumple con dos objetivos, “que el consumidor final no se vea afectado por la especulación que se ha dado a nivel de la distribución de gas y que el precio se mantendrá en $ 1,60, porque el Estado mantiene el subsidio”, acotó el ministro.

En su comparecencia en la Comisión de Desarrollo Económico de la Asamblea, Pástor enfatizó que “no hay escasez de gas, hemos firmado un contrato por más de 900 toneladas de gas y tenemos suficiente  en los centros de almacenamiento de Petroecuador y de las compañías comercializadoras”.

Para que este subsidio sea focalizado, el Ministerio trabaja en tres sistemas tecnológicos. El primero, se relaciona con la conformación de un banco de datos para determinar la red de distribución del gas. Se hará uso de celulares que ayuden a  chequear el sistema de facturación nacional y el flujo de ventas. Este modelo será implementado a partir de julio.

El segundo, en las provincias fronterizas se entregarán tarjetas inteligentes. El tercero es definir  con la base de datos de pago del Impuesto a la Renta (IR), del Servicio de Rentas Internas (SRI), si son 200.000 negocios pequeños o más  los que seguirán recibiendo el gas de uso doméstico.

Fuente: Diario El Telégrafo