Prefecto es abucheado por habitantes de Celica, en Loja

En el 2009, cuando promocionó su candidatura por AP lo recibieron con huevos y palos.

Por segunda ocasión los moradores del cantón Celica desaprobaron la gestión del prefecto de la provincia de Loja, Rubén Bustamante. Esta vez lo hicieron a través de chiflidos durante la intervención del funcionario en la sesión solemne por los 134 años de cantonización de Celica, en el auditorio del Gobierno Provincial, que se cumplió el miércoles anterior.

Cuando Bustamante tomó la palabra para referirse al inicio de los trabajos de reconstrucción de la carretera Celica-Cruzpamba-Y del Muerto, que será probablemente en mayo o junio del 2013, los moradores empezaron a lanzarle chiflidos y a decirle “mentiroso”.

Según los testigos los moradores estaban indignados porque la carretera lleva 14 años abandonada, y hasta la fecha la prefectura no entrega los estudios. Ayer, Bustamante dijo que los estudios se entregarán a finales de enero de 2013.

Su pronunciamiento molestó a la gente que se encontraba en el auditorio. La policía empezó a rodear el lugar para prevenir cualquier incidente. Después de la sesión, los moradores pretendieron hablar con el prefecto, pero la policía lo impidió. El funcionario inmediatamente abordó su vehículo y se retiró del lugar.

Primeros incidentes

En marzo de 2009 cuando Bustamante, candidato a la prefectura por Alianza País (AP), intentó ingresar al cantón Celica para hacer proselitismo político, los moradores lo recibieron con palos, huevos y piedras. Al momento que divisaron el vehículo, del entonces candidato, la gente se alarmó e impidió su entrada. A Bustamante no le quedó otra alternativa que retirarse.

Dolores Riofrío, presidenta de la Junta Parroquial de Sabanilla (Celica), dijo que la reacción del pueblo, en cierta medida, es valedera porque están en el justo derecho de exigir la realización de las obras, “ya que el dinero invertido es del pueblo y no de las autoridades”, dijo, tras destacar que la presión es la única forma de que los representantes provinciales tomen en cuenta sus pedidos.

Teme que con la llegada del invierno y la parsimonia de las instituciones se queden incomunicados por la no intervención de la carretera Celica–Cruzpamba-Y del Muerto, que es el nexo directo entre la parroquia y la cabecera cantonal.

La presión es la única forma de que los representantes provinciales tomen en cuenta sus pedidos”, Dolores Riofrío, presidenta de la Junta Parroquial de Sabanilla (Celica).

Fuente: Diario La Hora