Presidente Rafael Correa destaca laudo de la Corte de La Haya favorable a Ecuador en demanda planteada por Chevron

chevron_5

El presidente Rafael Correa calificó de “victoria muy importante” al laudo interino de la Corte Internacional de La Haya en contra de la demanda planteada por la petrolera estadounidense Chevron que pretendía que Ecuador asuma ante las comunidades los daños ambientales que la compañía ocasionó en la Amazonía amparado en un acuerdo firmado entre Estados en 1998.

“Pese a tantas injusticias y abusos que ha soportado el país esta victoria es muy importante”, manifestó este sábado el presidente Rafael Correa durante su habitual enlace de rendición de cuentas.

El mandatario explicó que el tribunal internacional nunca debió iniciar este juicio porque se fundamentaba en el Tratado de Inversión Recíproca que se firmó entre Estados Unidos y Ecuador en 1997, pero la petrolera abandonó Ecuador en 1992, por lo que se aplicaba dicho acuerdo con un carácter retroactivo, lo cual –dijo- es una “barbaridad jurídica.

También reseñó que el Tratado se aplica solo para conflictos entre Estados, pero la demanda contra la petrolera la plantearon comunidades amazónicas, es decir son actores privados. Justamente el laudo emitido esta semana por La Haya reconoce que se deben reconocer derechos individuales de los ecuatorianos.

Agregó que Chevron para evadir su responsabilidad argumentó que Ecuador firmó un acuerdo que lo libraba de la contaminación en 1998, lo cual es cierto, pero eso no impedía que privados (comunidades) puedan entablar una demanda. “El Tribunal de la Haya acaba de decir, no señores, son derechos individuales, esa gente ha sido perjudicada y por lo tanto pueden reclamar”, explicó.

Correa, además, cuestionó al expresidente Jamil Mahuad, en cuyo gobierno (1998-2000) se firmó el acuerdo que libraba a Chevron de la responsabilidad por la contaminación en las zonas aledañas a los pozos, de donde extrajo crudo desde la década de 1970 hasta la de 1990. “Esos traidores tendrán que rendir cuentas a la patria y a la historia”, deploró.

El mandatario, no obstante, dijo que este laudo no tiene nada que ver con el juicio que sigue Chevron a Ecuador en una corte de Nueva York en el que busca dejar sin efecto una condena de la justicia ecuatoriana de 2001 que obligó a la petrolera a pagar una indemnización de 9.500 millones de dólares para resarcir daños ambientales, sociales y personales causadas por su trabajo.

En el marco de ese juicio, el presidente Correa, fustigó que la petrolera tenga como su principal testigo a un exjuez ecuatoriano, al que mantiene en Estados Unidos con gastos pagados. “Ese tipo de testigos en cualquier tribunal ya lo hubiese sido desechado”, cuestionó.

Fuente: Andes.info.ec