Renunció a la corona por amor

A fines de este mes contraerá matrimonio con el hombre de su vida, Mauricio “Potrillo” Muñoz.

GUAYAQUIL.-

Tal como lo hacen los personajes de la realeza, Cipriana Correia Macías, ex Miss Ecuador Mundo 2012, abdicó a su corona por amor.

Cipriana se despojó de todo para casarse a fines de este noviembre con su novio, el futbolista del Emelec, Mauricio “Potrillo” Muñoz.
Llegó pasada las 11:00 hasta las instalaciones de Gamatv, sede de la organización Miss Ecuador, para entregarle a María del Carmen de Aguayo, directora de dicho evento, una carta en la cual exponía su dura decisión.
“Voy a casarme con el ser que más quiero en el mundo y es por eso que hoy entrego a la Organización Miss Ecuador, a la Sra. María del Carmen de Aguayo, mi renuncia al título de Miss Ecuador Mundo; me casaré a fines de noviembre llena de amor, espero conformar una familia, darle felicidad y afecto como la que Mauricio y yo hemos recibido de nuestros padres”, sostuvo la misiva de la joven de 21 años, quien además fue Miss Esmeraldas, provincia de la cual es oriunda.

Afectada por una bacteria que le causó molestias en la garganta, aún enferma, Cipriana viajó a China para cumplir con su representación del país al quedar Miss Ecuador Mundo. No obstante, se vio obligada a desistir de viajar a Japón para participar en un nuevo certamen. En su lugar asistió Tatiana Loor, representante de Santo Domingo y Miss Ecuador International. Durante su convalecencia fue su novio, Mauricio, quien estuvo todo el tiempo a su lado, ya que sus padres viven en Esmeraldas. Incluso en su carta de renuncia la reina hace alusión de aquello.

“Luego del concurso realizado en China por motivo de salud tuve que alejarme de la Organización Miss Ecuador y mis compañeras, para atender las indicaciones de los médicos, fue en este período en que recibí un apoyo humano afectivo de mi novio Mauricio Muñoz y el que me motivó a cambiar el rumbo de mi vida para unirme en el lazo más hermoso de los seres humanos como es el matrimonio”, aseguró.

Chica extrovertida

“En los diez años que estoy dentro de la Organización de Miss Ecuador nunca se había dado un hecho similar, aunque hubo chicas que por su conducta merecían que se les quite la corona, nunca lo hice, porque trato siempre de entenderlas por su edad y eso es lo que he hecho con Cipriana, a quien considero una niña correcta”, sostuvo María del Carmen de Aguayo.

Según la directora del evento, Correia entró tímida e introvertida, pero luego aprendió a comunicarse con la gente al punto de ser elegida la Miss Ecuador Mundo. “La recuerdo todo el tiempo como una joven enamorada. La familia del chico, cuyo padre es Pedro Mauricio Muñoz, fue su apoyo y protección, porque los papás de Cipriana viven en Esmeraldas y no podían estar con ella en Guayaquil. Estoy feliz de que se case. Merece tener la familia que tanto anhela”.

Sostuvo, además, que la corona y el título que entregó la joven no se la cederá a nadie, “vamos a presentar en enero a las nuevas candidatas a Miss Ecuador, por lo tanto no se justifica que suba a las chicas a otros puestos”, explicó.

Mafalda también abdicó

Según María del Carmen de Aguayo, el caso de Cipriana no es el único. En el año 94, la Miss Ecuador de ese entonces, Mafalda Arboleda, renunció a la corona, tras su regreso del certamen Miss Universo. La razón, según lo declaró a la prensa, era una supuesta dolencia en los riñones. Luego se supo que estaba embarazada. Mafalda fue la primera esposa de Douglas Bastidas, exvocalista de Tranzas.

Fuente: Diario Extra