Seis nuevos jugadores fueron presentados en Liga de Quito

El anuncio del defensa argentino Ignacio Canuto cerró ayer la tercera jornada consecutiva de fichajes para Liga de Quito, cuadro que además sumó a otros cinco aportes nacionales, con lo que llegaron a trece las incorporaciones para la próxima temporada.

Canuto es un central de 26 años que esta temporada actuó en Figueirense de Brasil, equipo que descendió a la segunda división, y en su trayectoria cuentan equipos de Argentina, Israel, Paraguay y Brasil.

“Es un jugador que tiene mucho temperamento y carácter, que es lo más importante que tiene para aportar y eso le ayuda mucho. Fue una negociación difícil porque ya tenía casi arreglada su ida a México”, comentó el técnico Edgardo Bauza.

El zaguero fue presentado en videoconferencia y señaló: “Es satisfactorio llegar a un club conocido a nivel internacional y en el que espero aportar al máximo”. Canuto llegará a Quito para sumarse a la pretemporada que iniciará el 4 de enero con chequeos médicos.

Entre los nacionales, Liga incorporó también al delantero Carlos Garcés (22 años) y al volante Francisco Rojas (21 años), procedentes del Manta y que llegan por una negociación con un fondo inversor de la MLS.

“Se logró equiparar las propuestas internacionales y viene a Liga por un año (a préstamo) con opción de compra”, explicó el directivo Esteban Paz.

Otros refuerzos son Johao Montaño (18 años), del Deportivo Quito; Yeison Ordóñez (20), de Independiente; y Marco Posligua (19), del Pilahuín Tío, la segunda división.

“Apostamos al futuro, al recambio generacional y a un nuevo ciclo, porque las incorporaciones que son una realidad para Liga”, explicó Paz.

Las nuevas caras del plantel se suman a los presentados en días anteriores como Romario Ibarra, Eduardo Morante, Hugo Vélez, Carlos Arboleda, Koob Hurtado, Carlos Feraud y Marcos Mosquera.

Además. los albos esperan al defensa José Madrid, con quien “se aclararon temas sobre una ardiente especulación mediática y está dispuesto a llegar a Liga”, apuntó Paz.

Fuente: Diario El Universo