Siria, un país destrozado

ALEPO, AFP.-

Los rebeldes sirios, que tratan de rodear Alepo (norte), cortaron ayer gran parte de la carreteras de la provincia de Raqa, en el noreste de Siria, y tomaron el control de una represa estratégica en el Éufrates, en momentos en que el Ejército regular bombardeaba intensamente los alrededores de Damasco, indicaron fuentes opositoras.

Según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH), con sede en Gran Bretaña, los rebeldes tomaron el control de la represa Techrin tras varios días de combates y asedio, que el Ejército trató de evitar con bombardeos aéreos.

“La toma de la represa de Techrin es muy importante. Esto significa que al Ejército ya no le quedan prácticamente carreteras entre Raqa y Alepo. Queda un pequeño camino que cruza también el río pero es muy difícil y muy escarpado”, explicó a la AFP Rami Abdel Rahman, director del OSDH.

Los rebeldes prosiguen su estrategia de rodear Alepo, la gran metrópoli del norte, escenario de violentos combates desde julio.

Para enviar refuerzos a Alepo, sólo queda la gran carretera que la une a Damasco, pero hay que rodear la ciudad de Maaret al Numan, controlada por los rebeldes desde hace cerca de dos meses.

Más bombardeos

Por su parte, las tropas regulares bombardearon otra vez ayer la región de Damasco, matando a un joven y a una niña de una misma familia en Erbin, según el OSDH. También había combates en localidades cercanas a la capital.

En el sur, se registraron combates a lo largo de la línea del alto el fuego en el Golán, según el OSDH, que agregó que dos rebeldes habían perdido la vida en localidades de la zona desmilitarizada bajo control sirio.

Ayer, la violencia ya dejó 18 muertos en Siria, de ellos la mitad en Damasco y su provincia, según el OSDH. El domingo, la violencia había dejado 119 muertos en Siria, también la mitad de ellos en Damasco y su provincia, según el 0SDH.

Por otra parte, los oficiales del ESL anunciaron el lunes la creación de una comisión que se encargará de “sentar las bases sanas” del futuro ejército nacional.

La batalla de Siria parece concentrarse en torno a la capital, de donde el Régimen está dispuesto a alejar definitivamente a los rebeldes.