Suicida dejó una carta

La tarde de ayer en el cementerio general de Babahoyo fue sepultado Luis Humberto Cepeda Berruz, de 43 años.

El hombre se habría suicidado de un disparo en la cabeza, luego de asesinar a su conviviente, María Parrales, la noche del lunes en Quito.

Durante el velatorio que se realizó en las calles Martín Icaza y García Moreno, María Cepeda señaló que su hermano y su pareja tenían, presuntamente, problemas personales.
“Reconozco que no debió hacer eso, pero hay que ver el trasfondo, qué situaciones lo llevaron a esa instancia. Si ella se veía acosada por mi hermano, perseguida y maltratada, por qué vivía a pocas cuadras del departamento de mi ñaño, siendo Quito una ciudad muy grande”, señaló María.
Otros familiares revelaron que Luis dejó escrita una carta con contactos telefónicos que se encontraron entre sus documentos personales, en donde pedía perdón a sus seres queridos por la decisión que había tomado. Además pedía que no se lo juzgara porque, supuestamente, tuvo razones para cometer el femicidio.
Según datos preliminares de la Policía Judicial, el presunto suicida habría planificado el femicidio y conseguir el arma de fuego con la que también se autoeliminó.
Viaje.  Allegados de los difuntos indicaron que ambos tenían más de cinco años viviendo en Quito.




Primero viajó él solo porque estaba separado de ella, luego su conviviente optó también por irse a la capital de la República.
Había meses en que estaban de a buenas, pero también se peleaban y se volvían a separar. Así estuvieron sin poder consolidar una relación que tenían hace más de diez años, contaron parientes  de Luis.
Se conoció que María trabajaba como mesera en una picantería, mientras que él laboraba administrando un local de crossfit.
De acuerdo a datos entregados por la Policía, María Parrales Moreira tenía 38 años y fue asesinada de varios impactos de arma de fuego que cegaron su vida en la avenida Maldonado y calle Taura, al sur de Quito en el sector de La Argelia.
Los familiares de María Parrales, hasta el cierre de esta edición, no se habían pronunciado sobre  el hecho de sangre.
Además se desconocía el lugar dónde está siendo velada.
Luis Cepeda y María Parrales no tuvieron hijos, informaron los parientes.
FUENTE: DIARIO EL RIO
http://elrio.ec/noticias-los-rios-ecuador/458269-suicida-dejo-una-carta/