Telescopio de rayos X en ruta para examinar para observar el universo

AFP | WASHINGTON, EE.UU.

Un sofisticado telescopio de rayos X de alta potencia, capaz de escrutar el universo y los agujeros negros con una resolución sin precedentes que permitirá conocer mejor la evolución del cosmos, está en ruta para ser puesto en órbita este miércoles, dijo la NASA.

El NuSTAR (Nuclear Spectorscopic Telescope Array o Matriz de Telescopios Espectroscópicos Nucleares) partió a bordo de un avión L-1011, desde el cual despegará el cohete que lo lanzará en pleno vuelo a las (16:00 GMT), informó la agencia espacial estadounidense.

“¿Por qué lanzarlo desde el aire? Los lanzamientos desde un avión son menos costosos que los que se hacen desde el suelo. Se necesita menos combustible para vencer la fuerza de gravedad de la Tierra”, explicó la NASA en un comunicado.

El proyecto tiene como objetivo estudiar los fenómenos energéticos, como los agujeros negros y las explosiones de estrellas masivas.

La empresa Orbital Sciences Corporation lo pondrá en órbita desde su propio cohete Pegasus, que partió en la panza de un avión L-1011 Stargazer.

El jet despegó desde la Base de Pruebas Reagan en el atolón Kwajalein en las Islas Marshall en el Pacífico.

El avión está programado para dejar caer el cohete Pegasus a las 117 millas náuticas al sur de Kwajalein, a una altitud de 39.000 pies sobre el Océano Pacífico, muy cerca del ecuador.

El telescopio debe separarse del cohete 13 minutos más tarde.

“El NuSTAR abrirá una ventana completamente nueva al universo”, dijo Fiona Harrison, profesora del Instituto de Tecnología de California (Caltech) en Pasadena, e investigadora principal del NuSTAR.

Será el “primer telescopio en hacer foco con rayos X de alta potencia. Como tal, tomará imágenes 10 veces más nítidas y 100 veces más sensibles que cualquier telescopio que haya operado en esta región del espectro”.

La misión apunta a trabajar en conjunto con otros telescopios en el espacio, entre ellos el Chandra X-Ray Observatory de la NASA, que observa rayos X de baja potencia, dijo la NASA.

Con 133 espejos anidados en cada una de las dos unidades ópticas, el telescopio NuSTAR también utiliza detectores de última generación y un largo mástil que conecta las unidades ópticas a los detectores y permite suficiente distancia para un enfoque nítido.

El mástil de 10 metros será lanzado de forma plegada y se extenderá recién una semana después del lanzamiento, alcanzando la longitud de un autobús escolar.

“Antes se pensaba que los agujeros negros eran raros y exóticos -eso era apenas 20 años atrás”, dijo Harrison a la prensa.

“Hoy sabemos que todas las grandes galaxias, como nuestra Vía Láctea, tienen un enorme agujero negro en su corazón”, agregó.

El nuevo observatorio tiene como objetivo dar una mejor visión del funcionamiento de un agujero negro.

Paul Hertz, director de la división de astrofísica de la NASA en la sede del organismo en Washington, describió al NuSTAR como “un telescopio espacial pequeño” que permitirá investigar “una banda importante, pero relativamente inexplorada del espectro electromagnético”.

En su primera fase de dos años la misión NuSTAR cartografiará ciertas regiones del cielo para censar las estrellas más profundas y alejadas, así como agujeros negros de diferentes tamaños. Para ello examinará las regiones que rodean el centro de la Vía Láctea.

El nuevo telescopio realizará también observaciones del universo profundo más allá de la Vía Láctea, lo cual le permitirá comprender mejor las chorros de partículas emitidos por las galaxias más extremas, como Centaurus A, donde se encuentran agujeros negros supermasivos.