Tenistas ganan millones en días de vacaciones

Roger Federer recibió casi $10 millones por su gira en sudamérica

La ATP decidió dar dos semanas más de descanso a los deportistas para evitar el desgaste físico. Ese tiempo ha sido aprovechado para jugar partidos de exhibición

T okio, Miami, Abu Dhabi, Río de Janeiro, Buenos Aires y hasta Bogotá forman parte de la lista de ciudades por las que pasaron o pasarán, durante estas semanas, tenistas de la talla de Roger Federer, Novak Djokovic o María Sharapova.

Las grandes figuras del tenis mundial aprovechan sus vacaciones para conseguir dinero extra y viajan en giras de exhibición por todo el mundo a cambio de importantes sumas de dinero.

Por cada partido, los tenistas reciben un valioso beneficio económico. Por ejemplo, Federer pidió cerca de $2 millones por cada uno de los cinco juegos que tiene programados para su paso por Sudamérica. En total, recibirá $9,5 millones.

Otros jugadores de élite como Novak Djokovic o Andy Murray reciben aproximadamente $1 millón por cada partido de exhibición. Los tenistas que se ubican en el ranking entre el quinto y décimo lugar cobran hasta $250 mil y el resto puede alcanzar un máximo de $100 mil.

Este año, la ATP decidió paliar los efectos de un calendario extenuante y dio dos semanas más de descanso a los tenistas. Sin embargo, no pensaron en el verdadero efecto que iba a tener esta decisión: más descanso igual más dinero.

Esta situación ha provocado el malestar de los organizadores de torneos oficiales, que han solicitado a la ATP que prohiba esta clase de partidos.

El problema se origina porque ellos tienen que cubrir mayores gastos que los organizadores de las giras de exhibición. En las competencias oficiales se deben entregar premios a varios jugadores, se exige que las pistas estén en las mejores condiciones y, además, deben cubrir gastos de alojamiento.

Federer, por su parte, defendió que se haya aumentado los días de descanso. “No creo que jugar exhibiciones vaya contra el espíritu de haber prolongado la postemporada para cuidar de nuestra salud. Esa es la belleza de este período, que puedes hacer lo que tú quieras”.

El suizo jugó la semana pasada dos partidos en Brasil, patrocinados por la marca Gillete que utilizó el apellido del exnúmero uno del mundo para promocionar el evento. La gira se denominó “Gillete Federer Tour”. Ahí también participaron Tommy Haas, Tommy Robredo, María Sharapova y Serena Williams.

El espectáculo fue un rotundo éxito. Los dos juegos estuvieron abarrotados de aficionados que querían ver por primera vez al tenista suizo. Y eso que en el primer partido, Federer salió derrotado ante el local Thomasz Bellucci por 7-5, 3-6 y 6-4. En cambio, el domingo ganó a Tommy Haas con un doble 6-4.

Cerca de 10 mil aficionados vieron el partido. El juego tuvo bromas, risas y hasta los dos tenistas se cambiaron de vestuario para usar la camiseta de la selección brasileña de fútbol.

Ayer, el suizo llegó a Argentina para cumplir con otros dos partidos de exhibición ante el ídolo local, Juan Martín del Potro.

Mañana y el jueves se jugarán estos partidos en un estadio montado específicamente para este evento con capacidad para 20 mil espectadores.

La gira de Federer por Sudamérica terminará el sábado 15 en Bogotá, cuando enfrente al francés Jo-Wilfried Tsonga en el coliseo cubierto El Campín.

Las entradas están agotadas desde hace un mes atrás y el boleto más barato tuvo un valor de cercano a los $108.

Fuente: Diario Hoy