Troya: “Se falló un poco en la designación de los candidatos”

Por Xavier Letamendi

Marco Troya ganó la reelección en la Prefectura de Los Ríos a una coalición conformada por el PSC, PRE, PSP, Creo, Prian y Suma. La diferencia entre él y su inmediata contendiente es de 44 puntos porcentuales.

Pese a esa contundente victoria, reconoce algunos reveses en las alcaldías. Ahora hace una reflexión sobre el proceso de primarias en PAIS y aclara que él apuesta por los liderazgos locales fuertes.

¿Cuál es su evaluación de los resultados en Los Ríos?

En las elecciones pasadas nosotros obtuvimos 9 alcaldías, más la prefectura. En esta ocasión hemos tenido un respaldo mucho mayor para prefecto, aproximadamente casi 18 puntos porcentuales más, sin embargo, tenemos menor número de alcaldías. La votación de PAIS en Los Ríos está consolidada, de las 17 parroquias, se gana en 13. Tendremos 13 presidentes de juntas parroquiales.

De los consejos municipales, pese a perder algunas alcaldías, se gana la mayoría allí. Si realizamos un análisis frío, pienso que uno de los errores fue en la selección de los candidatos, específicamente para alcaldes porque la elección uninominal difiere de la  pluripersonal porque es indudable que en estas últimas  predomina un poco más la estructura partidista y  la votación en plancha hacia una lista determinada, no así cuando es una candidatura unipersonal. Mientras el territorio sea más pequeño el elector escoge de otra manera a su representante. Allí  los candidatos que propuso PAIS  no reunieron todas las expectativas, sin embargo tenemos cinco alcaldías, 13 juntas parroquiales de 17, la mayoría de todos los concejos cantonales. En 9 ciudades tenemos mayoría, tres están empates con el movimiento que gana la alcaldía y tenemos apenas en un cantón minoría.

¿Fallo la selección de candidatos en PAIS?

Es indudable que a nivel nacional se falló un poco en la designación de los candidatos. Eso obedece tal vez a que existieron muchos actores involucrados en el análisis. Unos con un conocimiento del territorio, otros no pero que estaban involucrados. En el momento en que no se conoce el territorio se reciben influencias externas o sugerencias que no necesariamente tienen una visión objetiva, desde el punto de vista político.

¿Cómo fue el proceso de designación en Los Ríos?

Uno de los problemas de la selección de los representantes de PAIS radica en las primarias. Ahí empieza todo. Al ser la estructura política más sólida y con mayor respaldo a nivel nacional, la mayoría de ciudadanos quiere participar por nuestro movimiento. Pienso que las primarias son un ejercicio democrático interno pero que debe ser ejecutado de otra forma, no como se lo realizó porque fueron  unas campañas internas que nos desgastaban. La política despierta pasiones, entonces así sea interna,  genera ciertos malestares que lastimosamente algunos no lo superan. Si hay 4 candidatos que aspiran a una misma dignidad, cuando se escoge al postulante final, los otros 3 quedan resentidos y van a apoyar a la oposición, o a otro candidato. El Telégrafo

¿Eso pasó esta vez?

Eso ha pasado en muchos de los cantones y debe haber pasado en la mayoría del país. Cuando se escogió al candidato, el rival se fue a Avanza, y el tercero apoyaba a este último, pero todos estaban en contra del de PAIS. Entonces se fusionan tres fuerzas negativas en contra del candidato de PAIS. Eso también nos afectó. El inicio de las primarias debe ser analizado y corregido.

¿Cómo?

Que la Asamblea valide un análisis ejecutado con objetividad por parte de los representantes políticos. No todos tienen visión política. Debe existir un conocimiento de la política para tener una visión más objetiva al escoger a nuestros candidatos. Es indudable que la parte ideológica sí tiene una validación, pero no podemos desconocer que en los territorios, al interior de nuestro país, la parte ideológica para nuestros ciudadanos es secundaria. Nuestra gente quiere alguien que le resuelva sus problemas de carreteras, puentes, alcantarillas, que le mejore sus condiciones de vida, que le dé garantías de que en el futuro va a estar mejor, alternativas de trabajo, de desarrollo. En nuestros territorios, por lo general, un candidato que estuvo en un movimiento va a otro simplemente con la aspiración de ocupar un cargo que le permita servir a su comunidad. El análisis es un poco más complejo en los territorios pequeños.

¿Qué aportará PAIS Los Ríos a la convención nacional de Esmeraldas?

Nosotros tenemos previsto convocar a una reunión. De manera informal se han realizado análisis pero en la primera semana de abril vamos a convocar a una asamblea provincial, a un buró ampliado. Luego de esto vamos  a generar una propuesta, una de ellas es fundamental  y ya la hemos conversado con algunos compañeros asambleístas y actores políticos de la provincia. Es ver la manera en la cual las primarias tengan un ejercicio político diferente, que no nos desgaste demasiado. En la cultura anglosajona no los afecta tanto, estuvo terciando Obama con la esposa de Clinton y no pasó nada, pero si fuera en  Ecuador, Clinton estuviera apoyando a otro candidato y el presidente no sería Obama. Así de sencillo. Acá no tenemos esa madurez política, no sé si eso está bien, de pronto lo nuestro está bien porque se vive la política con pasión. Pero eso significa que cuando existe este tipo de primarias o eventos políticos previos al anuncio de una candidatura afecta demasiado. Los ecuatorianos nos entregamos demasiado, la política se vive con mucha pasión, a veces no son los candidatos sino quienes confían en esa persona que  generan confrontaciones. Eso  hace que, así seamos todos del mismo movimiento, queramos que gane el otro candidato simplemente porque no compartimos  que él sea el elegido  y no nuestro favorito. Lo fundamental es analizar las primarias, evitar el desgaste que ha terminado afectando a nuestro movimiento. Pero más allá de cualquier situación nosotros estamos sólidamente estructurados a nivel nacional y en la provincia de Los Ríos. Vamos a trabajar como antes. La política la practico en la campaña electoral. Cuando esta termina  tenemos problemas más importantes que tienen que ver con el desarrollo de Los Ríos y allí no estamos viendo ni ideologías, ni colores, ni partidos sino trabajar estrictamente por el desarrollo de una provincia.

¿Estarán a favor de la reelección indefinida?

Eso habría que analizarlo. En estos momentos se está debatiendo el tema en la Asamblea, a nivel privado, público. Todos de alguna manera estamos analizando el tema. Puedo tener una posición particular, pero esta debe estar apegada al movimiento, a lo que decida la provincia.

¿Cuál es su opinión?

Debe pensarse en una renovación. La renovación es saludable, pero también creo que el periodo presidencial de 4 años tampoco es adecuado. Si para prefectos y alcaldes son cinco años, ¿por qué para presidente no? Diez años es un periodo aceptable. Por experiencia, en 10 años, uno ha podido contribuir de manera sustancial en un cargo específico. Luego sería prudente un periodo de oxigenación y, de pronto, volver después con el apoyo de la ciudadanía. En territorios pequeños y medianos, después de estar diez años en una función  ves las mismas caras, los mismos problemas y pienso que se requieren nuevos estímulos para poder entregar siempre la misma energía y vitalidad para la solución de los problemas.

Fuente: Aldia.com.ec