Un adolescente no logra meter droga a centro carcelario de Quevedo

Los intentos por ingresar droga a la cárcel de Quevedo, y otros artículos prohibidos, tienen atento al personal policial que revisa a las personas que llevan alimentos a sus seres queridos al centro de rehabilitación social de varones.

La mañana del jueves un adolescente fue detenido, cuando intentaba ingresar 288 gramos de marihuana ocultos en una funda de leche.

Los uniformados señalaron que cada vez la gente se ingenia formas para ingresar droga, pero la sagacidad de quienes revisan a las personas que llegan con alimentos, ha impedido que la sustancia llegue a manos de los consumidores.

Situaciones

Un agente que pidió reservar su identidad, señaló que eran las 06:55 cuando llegó el menor de edad con una funda de color negra y al interior llevaba la leche en la que iba el alcaloide.

Se trataba de dos envolturas con una sustancia verdosa que estaba cubierta con hojas de cuadernos y que luego fue identificada como marihuana.

Por orden del fiscal de turno se procedió a la detención del adolescente quien no podía justificar la procedencia de la droga, el mismo que fue trasladado a las oficinas de la Dirección Nacional de Policía Especializada para Niños y Niñas (Dinapen).

El infractor, quien además tenía en su poder un teléfono celular con su respectivo chip, fue puesto a órdenes del Juez por haber sido sorprendido en delito flagrante, por el ingreso de sustancia prohibidas al centro de privación de libertad de Quevedo. (RCL)

Fuente: Diario La Hora