Muere de un disparo en la cabeza

Dos hombres en moto le dispararon la noche del sábado cuando permanecía en la ciudadela 2 de Mayo, de El Empalme (Guayas) .

El cuerpo de “Foquita”, como era conocido el cantante, quedó junto a su celular. “Llegaron a matarlo, porque quienes le dispararon no le robaron nada”, dijeron familiares y amigos de la víctima, mientras pernoctaban en el exterior de la morgue de Quevedo la mañana de ayer.
El padrastro del fallecido, quien prefirió omitir su identidad, comentó que  Alvarado estaba chateando cerca del coliseo 2 de Mayo cuando lo sorprendió la muerte. “Siempre iba a chatear en ese sitio porque hay wi-fi gratis, es una red inalámbrica puesta por el municipio. Me cuentan que dos hombres llegaron en una moto y uno de ellos, sin bajarse, le disparó directo a la cabeza”, comentó el familiar, asegurando que los matones portaban cascos.
El estruendo del disparo alarmó a los habitantes de la 2 de Mayo, quienes al salir de sus viviendas encontraron el cuerpo de  “Foquita” sobre el pavimento. “Eran las 22h45 cuando escuchamos el disparo, al salir ya no había nadie, solo estaba el cuerpo del chico, quien vive a cinco cuadras del lugar donde lo mataron”, señalaron testigos del crimen cometido al estilo sicariato.
Cantante. Alvarado tenía programado realizar varias presentaciones en El Empalme por celebrarse las fiestas patronales de la Virgen de Fátima, las más populares del cantón.
El asesinato de  “Foquita”  sorprende a sus allegados, quienes aseguraron que el hombre no tenía enemigos. “Su anhelo era progresar, estaba estudiando en el programa de bachillerato unificado, quería graduarse para continuar con sus estudios y su talento por el canto”, informaron sus amigos, quienes llegaron desde Montecristi (Manabí) al enterarse de su muerte.
Luego de la autopsia, el cuerpo de la víctima fue llevado a la ciudadela 2 de Mayo, donde se realiza el velatorio.
Talento. Amigos de Alvarado recordaron las canciones escritas por él, a quien le gustaba el rap, reguetón romántico y el hip hop.
El 26 de agosto subió en su página de Youtube su último video, con el que anhelaba ganar más seguidores.
“Hablo por experiencia, porque mucho tiempo caminé por una cuerda floja, ahora camino por una alfombra roja. Ayer, en la calle, yo fui un travieso, pero ahora, gracias a Dios, de esos tropiezos yo he salido ileso”, dice una de las estrofas de la canción de “Foquita”.
La víctima era padre de un niño de 9 años.
FUENTE: DIARIO EL RIO
http://elrio.ec/noticias-los-rios-ecuador/481632-un-disparo-en-la-cabeza/